Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

IU y Esperanza Aguirre

Mario López
Mario López
lunes, 13 de octubre de 2008, 23:41 h (CET)
IU lleva a la amante de Güemes al Defensor del Pueblo. Y con eso, ¿qué nos llevamos? La susodicha se ha entregado a una orgía de poder que no conoce parangón en nuestra historia.

Parece la reencarnación del sátrapa aquel de Samarcanda quien, a punto de ser destronado por la revolución bolchevique, se entretenía raptando a los hijos e hijas de sus siervos para encerrarlos en su harén, dando satisfacción a su insaciable voluptuosidad. El fascista es de natural voluptuoso. Así que por su voluptuosidad se le puede reconocer sin temor a equivocarnos. A la liberala le pone fogosa pasearse con su maromo por los hospitales de Madrid entre pitos y abucheos. El sátrapa disfruta con la letanía quejumbrosa de sus súbditos. Para alcanzar el deseado orgasmo, de vez en cuando, les triplica el sueldo a los más abyectos de sus siervos y condena a la precariedad a sus detractores. Y entre orgasmos va arrastrando su existencia, envileciendo día a día todo lo que toca. Se piensa la petarda que nos ha cogido el punto. Es verdad que para muchos el dinero lo cura todo y no es de extrañar ver cómo ciertos personajes le bailan el agua con fanatismo a cambio de una buena paga. El Defensor del Pueblo, que ni siquiera es un jarrón, nada puede hacer contra los desafueros de la reina de la marrullería. Más le valdría a IU gastar el ingenio que le queda en asuntos más prácticos.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris