Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

A mayor recesión, más impuestos

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 10 de octubre de 2008, 01:37 h (CET)
Veamos si nos aclaramos, porque a uno se le encienden las alarmas cuando ve que nos dicen desde el Gobierno una cosa y luego, los hechos de quienes nos lo han dicho nos indican lo diametralmente opuesto. Si el señor Solbes, sin que nadie se lo preguntara, sale a dar la seguridad a los españoles de que no deben preocuparse por sus depósitos bancarios, ¿cómo se justifica que, una de las primeras medidas que se propone implantar, es elevar el límite que garantiza a los depositarios la devolución de sus imposiciones en el caso de quiebra del banco en que los tenga depositados?. Hay que decir que, en la actualidad la indicada garantía sólo cubre los 20.000 euros de lo depositado en cada banco. En qué quedamos ¿debemos preocuparnos o no? Según se comenta en círculos bien informados, a pesar de que el señor Rodríguez Zapatero no para de decirnos, por activa y pasiva, que el sistema financiero español es el más sólido de toda Europa, cada día solicita a Solbes y al Banco de España, información sobre la salud del sistema bancario español. ¿Precaución, inquietud, inseguridad, miedo a haberse equivocado o pánico ante una situación que se escapa por completo a su capacidad de gobierno?

En todo caso, no es de extrañar que nuestro Presidente no las tenga todas consigo. Y lo digo porque “cuando suena el río agua llega” y la serie de coincidencias y actuaciones que está llevando el Banco de España, que ha extremado su control sobre los bancos; el recorte de créditos de los bancos y el encarecimiento de los pocos que se dan, resulta altamente sospechoso para los ciudadanos de a pie, que no ven claro que sus fondos estén a salvo de las vicisitudes de la recesión económica. Porque, si el señor Ocaña, Secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, nos quiere tranquilizar diciendo que no va a ser necesario recurrir a los fondos de garantía de los depósitos porque la mejor garantía es que en España tenemos unas “instituciones financieras sanas y sin problemas” no veo que, su tranquilidad y optimismo, case muy bien con la premura con la que Solbes se quiere equiparar, en cuanto a la cantidad que garantiza nuestras imposiciones, al resto de los países de la CU, cuando llevamos años desfasados en esta cobertura que, por cierto, en otras naciones alcanza los cien mil y los ciento cincuenta mil euros.

Y con estas, cuando España está sujeta a los vaivenes de la economía, la crisis ya no es sólo de la construcción, sino que se ha extendido con gran virulencia a la industria y los servicios; el desempleo ha entrado en una fase imparable y los “cracs” de la empresas y los ERE ( expedientes de regulación de empleo) se prodigan más que en ninguna otra época de nuestra historia; parece que los que nos gobiernan permanecen ajenos a las penurias de los ciudadanos y mantiene en los Presupuestos Generales cantidades destinadas a subvencionar a unos sindicatos apoltronados e ineficaces ( muy eficaces cuando se trata de apoyar al Gobierno, como el caso del señor Hidalgo, que ha propuesto “romper lanzas en la cabeza” de todos aquellos que critican las medidas adoptadas por el Ejecutivo) y, ahora, por si fuera poco se nos anuncia, por Hacienda, que van a subir los impuestos de cuatro millones trescientos mil pisos en el 2009. Vaya que ¡además de cornudos, contentos! Como siempre los que a base de esfuerzo, sacrificios y privarse de otras expansiones, han conseguido hacerse con un piso en propiedad, van a tener que constituirse en los cabezas de turco, pagando a través de los nuevos valores catastrales que se asignarán a los inmuebles, la menor recaudación que van a percibir las Arcas del Estado por el Imnpuesto de Sociedades y el IRPF. Y lo curioso del caso es que el nuevo valor catastral sobre el que se calcula la base imponible, ya estaba calculado desde hace tiempo, pero ha tenido que ser ahora, en plena recesión, cuando se les ha ocurrido a las mentes privilegiadas de Hacienda, ponerlo en práctica.

Pero, como las desgracias nunca vienen solas, nos hemos enterado de que lo que nos decían desde el gobierno de que no se destruían puestos de trabajo, también ha sido una filfa. Los datos emanados de la Seguridad Social nos han revelado que se han dado de baja más de medio millón de afiliados ( la peor caída desde 1993) Esto nos lleva a la incómoda constatación de que la Seguridad Social, en estos momentos de crisis, está gastando más de lo que ingresa; lo que constituye una mala noticia, porque esto obligará al Gobierno a echar mano de las reservas para poder garantizar el pago de las prestaciones. Pero hay algo que debe preocuparnos más a las personas mayores y es que, según los técnicos en la materia, el índice que sirve para calcular “la capacidad de pago de las pensiones” en función de la actividad del mercado laboral, sigue cayendo en el 2008 algo que no se daba desde 1996.

En definitiva, que por mucho que desde el Gobierno, como si fuéramos niños pequeños incapaces de razonar por sí mismos, nos están vendiendo los problemas causados por la recesión a pequeñas dosis para que no nos atragantemos con ellos. Lo que ocurre es que, por culpa del sistema de engañar a los ciudadanos, de darles informaciones falsas y sesgadas y de no querer afrontar la realidad de nuestra economía a tiempo; ahora, tarde para prepararnos, engullidos en las arenas movedizas de la estanflación e indefensos ante acontecimientos para los que no estamos preparados; nos veremos obligados a soportar las consecuencias de que unos gobernantes que no han mirado por el bien de sus ciudadanos, que lo único que han procurado ha sido arrimar el ascua a su sardina y que no han tenido el más mínimo interés en velar por los intereses de España; sin que, a la vista está, tengamos la más mínima posibilidad de librarnos de la incompetencia, partidismo y fanatismo izquierdoso, de esta gente qu, como una pesadilla, nos está golpeando en nuestra más profundas raíces, empeñada en convertir a esta nación en una sucursal del comunismo más trasnochado.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris