Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Ante la incertidumbre, máxima confianza

Ángel Sáez
Ángel Sáez
viernes, 10 de octubre de 2008, 01:37 h (CET)
A mi dilecta prima Pili; a quien, lo reconozco, no obstante es familiar indirecto, político (por ser esposa de Nicolás, mi querido deudo carnal), lleva tanto tiempo portándose, mancomunadamente con su marido e hijas, Nuria y Elsa, tan bien (alargo y completo el discurso, porque tengo la impresión onerosa y refractaria de haberme quedado corto), tan exquisita, generosa y maravillosamente con mi señera y señora madre, Iluminada, y conmigo, que la he llegado a apreciar o estimar sobremanera, tanto como, sin duda, se merece; porque hoy, jueves, nueve de octubre, cumple años; ergo, recibe, con cariño, de corazón, mis ¡muchas felicidades!

“El camino del hombre recto está por todos los lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque es el auténtico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos; y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando caiga mi venganza sobre ti”. Ezequiel, 25: 17

La pasada madrugada, Ezequiel, mi ángel profético, ha vuelto a gravitar por el algasiano barrio de Lourdes, donde resido, y a dejarse caer, como ha hecho otras veces, en mi habitación, porque, encima de mi escritorio, con su proverbial letra menuda, he hallado esta mañana, nada más levantarme de la cama, el folio en el que había escrito lo que sigue:

“Dilecta Begoña:

“Siempre sostuve que a un genio sólo lo advierte o descubre otro. Si yo lo soy (alguna vez —pido excusas por admitir ahora, sin ambages, este ramalazo de soberbia— me consideré tal; casi todos los seres humanos nos tuvimos, tenemos o tendremos en determinada ocasión de nuestra existencia por personas dicaces, perspicaces, con algún tipo de don o ingenio) para ti, eso quiere decir bien, a las claras, que tú también lo eres.

“Reconozco que me tienes desconcertado (ignoro si usas más personalidades apócrifas), viviendo en la incertidumbre, en un mar de dudas. Últimamente me han llegado correos muy raros (de gente, sin ninguna hesitación, íngrima).

“¿Quién se esconde detrás de Begoña Saldaña? Sal y daña. ¿No serás Inés, o, en su defecto, Rodri(go), o sea, “Blas Punto Redondo”?

“¿Qué es lo que quieres de mí? ¿Una décima?

“¿Por qué, si aparentas entenderme, pues noto cómo con las yemas de tus dedos y la palma de tu mano, de cuando en vez, me acaricias, con el dorso de la misma, de vez en cuando, me maltratas?

“Te agradezco las referencias a Schubert y Mozart (por lo que tienen de acicates de estimuladoras espuelas).

“A ver si más de uno de los interrogantes planteados obtiene las apetecidas, oportunas y precisas respuestas.

“Te desea salud, el ingrediente fundamental para seguir peregrinando por este valle de lágrimas,

“Félix Unamuno”.

Mutatis mutandis, cambiando lo que debe ser cambiado, extrapole lo que he referido, que corresponde o pertenece al ámbito de lo personal, al apartado o territorio de las finanzas de cada hijo de vecino o ciudadano de a pie y entenderá, desocupado lector, qué demanda la intranquilidad que se ha instalado en una buena porción de ahorradores patrios, enseñoreándose de sus respectivas azoteas.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris