Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Hay dinero. Hambre también

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 8 de octubre de 2008, 09:36 h (CET)
Ahora resulta que en este desbaratado mundo hay reservas de dinero, pero esas reservas están ahí para cuando sea necesario ayudar a los ricos.

La salvajada de millones -700.000- que con cargo a la Reserva Federal USA, ha aprobado liberar el Senado norteamericano y la Cámara de Representantes para salvar a algunos de sus bancos hace bueno aquello que dice que “el dinero va a donde hay dinero”. Desde mi modesta condición de ciudadano de a pie a mi se me ocurre que ese dinero se lo podían haber dado a esos que no pueden pagar sus hipotecas para que estos a su vez pagaran sus obligaciones hipotecarias a los bancos con lo cual los bancos “hacen” caja y por tanto no tendría la Reserva Federal que quedar a la expensa de que los bancos le devuelvan el dinero que ahora se les ha “prestado”. Por que ¿alguien cree que los bancos van a devolver ese dinero a la institución prestamista? Eso no se lo cree ni el que asó la manteca. Los bancos siempre argumentaran que si devuelven esos préstamos su situación empeorará. Sabido es que a los bancos todos los beneficios, por altos que estos sean, les parecen pocos.

Pero aquí ha aflorado algo que en el fondo todos teníamos, y tenemos, muy claro: Que hay dinero. Que hay dinero y que hay hambre y que con ese dinero, que se ha demostrado que hay, se pueden evitar muchas hambrunas y muchas muertes por inanición. Todos los países y en especial en los EEUU, luchan contra la inmigración ilegal, contra aquellos que huyen de la miseria y del hambre. Inmigrantes que en la mayoría de los casos provienen de países cuya riquezas naturales han sido expoliadas, y siguen siéndolo, por los países ricos, pero esos países solo miran por su bienestar y después de robarle a los países pobres, pobres en cultura y formación pero no en recursos naturales, dan la impresión de que lo que en el fondo desean es que la gente se muera de hambre y les deje las manos libres para poder seguir con el expolio sin que nadie pueda ejercer su protesta y reclamar lo que es suyo.

Lo que hemos visto, la aprobación por parte del Senado de los EEUU de dar tanto dinero a los ricos, es de verdadera vergüenza. Aunque alguien me puede decir que la vergüenza de los gobernantes de los países ricos está intacta y está entera, es verdad, lo está, pero lo está por que no la utilizan.

Noticias relacionadas

¿Quién elegirá al nuevo gobernante de UK?

​Al final va a ser la militancia conservadora la que elija al nuevo primer ministro

​El valor y la noble vocación de la política municipal

La política en general, hoy puesta en dudas con el telescopio de los hooligans de la verdad absoluta, es un mal negocio

​Deslegitimando a la homofóbia: El argumento del segmento cultural para desnudarlo tal cual es

​Por muchos años, la cultura hegemónica del heterosexual construyó un discurso en el sentido de que la homosexualidad era una enfermedad

Prisión permanente revisable, sí

​Entre los padres de Mariluz, Marta del Castillo, Sandra Palo y Diana Quer se han recogido casi ocho millones de firmas

El analfabetismo funcional está mermando el español

Me reconstruyo en las palabras
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris