Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Siempre me he sentido enraizado en Lleida”

Custo Dalmau, diseñador de moda
Redacción
lunes, 16 de febrero de 2009, 16:34 h (CET)
Casi una hora esperando turno para poder hablar con Custo, menos mal que la espera se hace más corta y amena entre las piedras del magnífico claustro gótico de la Seu Vella de Lleida. Estamos cansados, los nervios afloran por doquier y como siempre en este tipo de acontecimientos-la presentación de una colección de Custo Dalmau-se escapa alguna bronca, siempre amistosa, entre los miembros de la organización y los periodistas, al fin y al cabo todos queremos hacer bien nuestro trabajo. Y, lógicamente, Custo también tiene que estar cansado de posar para los gráficos y las cámaras de televisión por los cuatro rincones de este claustro, que hasta 1948 sirvió de cuartel a diversos ejércitos, y de contestar a infinidad de preguntas repetidas en muchas ocasiones.




Cintia Dicker y Custo Dalmau.


Teresa Berengueras y Rafa Esteve-Casanova / SIGLO XXI

No, no estoy cansado porque me encanta hablar con la gente y especialmente facilitaros el trabajo a los periodistas.

Custo nació en el pueblo leridano de Tremp en agosto de 1957 y todavía un niño marchó a vivir a Barcelona. Pero este desfile en Lleida en una buena muestra de que nunca ha olvidado sus raíces.

Siempre me he considerado de LLeida a pesar de que es en Barcelona donde he vivido más años. Por desgracia no puedo venir tanto como quisiera ya que debido a mi trabajo estoy viajando continuamente. Hoy acabo de llegar de París donde he estado presentando mi primera fragancia y he aprovechado mi estancia en LLeida para darla a conocer también en mi tierra.

¿Qué recuerdos tienes de Tremp?

Viví allí hasta los cinco años y recuerdo que iba a un colegio de monjas, no me preguntéis qué monjas eran porque no lo sé, pero sí sé que era el único colegio regido por religiosas que en aquel tiempo había en mi pueblo. La verdad es que en estos últimos años no puedo ir mucho por Tremp aunque mi padre sí que acude a nuestro pueblo con asiduidad. Repito, me siento muy enraizado con LLeida y buena prueba de ello es que en casa, cuando la familia se reúne, todos hablamos con acento leridano, esto sólo pasa en ese momento, ya que cuando estoy en Barcelona me sale el acento barcelonés.

La colección que presentas en este marco único de la Seu Vella ya es conocida por los habituales de tus desfiles en la pasarela de Nueva York, donde vienes presentado tus diseños desde el año 1996. ¿Cómo llegan tus diseños desde la “Fashion Week” neoyorquina hasta este claustro gótico de la Seu Vella?

Este verano la Diputación de LLeida me otorgó el premio “Lo Emprenedor”, un galardón destinado a valorar el trabajo constante del empresariado. Durante su entrega las autoridades leridanas me ofrecieron la posibilidad de presentar este trabajo en un marco tan incomparable como éste, al tiempo que me hacían saber que la presencia de mis diseños entre estas viejas piedras podría servir para dar a conocer al mundo este monumento que hasta ahora tan sólo apreciaban los especialistas en arte.

El claustro de la Seu Vella de Lleida está enclavado en un altozano de la ciudad y desde él se aprecia tanto una visión general de la misma, casi a vista de pájaro, y también una panorámica de los alrededores, vale la pena subir la empinada cuesta de viejas piedras rompedoras de tacones para deleitarse con tan amplio panorama. Este claustro estuvo tomado por diversos ejércitos, desde los borbónicos que derrotaron a los Austria en 1907 hasta las tropas franquistas que tomaron la ciudad en 1939, pero en 1948 el personal militar dejó de usarlo como cuartel y comenzó una restauración que sacó a la luz uno de los pocos claustros abiertos que existen en Europa. Los diseños de Custo, innovadores, audaces y sofisticados han paseado entre estas viejas piedras.

Ojalá mi ropa sea tan bonita como este magnífico marco, ya me gustaría. Tal vez algún día algo de todo esto se refleje en mis creaciones ya que siempre en el trabajo creativo vas absorbiendo alguna parte de todo aquello que has admirado.




A. Velencoso, Gary Dourdan (actor de CSI), Esther Cañadas y Custo Dalmau en Lleida.


Llevas desfilando en Nueva York desde hace doce años sin faltar nunca a tu cita, ¿este desfile leridano es un inicio con continuidad?

En principio es una cosa muy puntual que no sé si tendrá continuación en el futuro pero que en estos momentos ha supuesto un importante encuentro entre LLeida y Custo.

Un buen día a principios de los años 80 y después de un amplio viaje alrededor del mundo los hermanos Dalmau, Custo y David, crearon el imperio que hoy conocemos como Custo Barcelona. De aquellas primeras camisetas inspiradas en la psicodelia y los surferos californianos se ha pasado a otras prendas como faldas, pantalones, americanas, abrigos, bañadores y complementos con una facturación en el año 2006 de 70 millones de euros, de la cual el 20% corresponde a USA, no es extraña esta tendencia de los norteamericanos a vestir diseños Custo ya que muchas de sus principales estrellas del cine y la televisión compran sus prendas, hemos visto infinidad de fotos de Julia Roberts, Charlize Teron o Antonio Banderas luciendo camisetas Custo. En un mundo globalizado tanto el mercado como la producción se amplían más allá de las fronteras cotidianas y las prendas Custo durante años han lucido el made in China, aunque parece ser que últimamente el diseñador ha trasladado su producción a otro continente.

Efectivamente, hemos cambiado China por Sudamérica y más concretamente por Perú donde se produce el mejor algodón del mundo. Es muy difícil trabajar con los chinos y más ahora, cuando cada vez más, se dedican a realizar productos muy concretos y que están alejados totalmente de nuestra línea, en China nos era ya muy difícil controlar la calidad.

Y además, añadimos nosotros, está el problema de las copias ilegales.

Hemos aprendido a vivir con este problema, está ahí y no podemos volverle la espalda, lo que si que estamos es obligados a defender nuestro trabajo y para ello utilizamos todos los argumentos con que la ley nos ampara, aunque en este tema de la propiedad intelectual e industrial estos procesos se alargan en el tiempo.




Esther Cañadas cerrando el desfile
de Custo Dalmau en Lleida.


Hubiéramos seguido más tiempo charlando con Custo, pero otros colegas hacían cola tras nosotros. Los cerca de dos mil leridanos que subieron hasta la Seu Vella para asistir a este evento único en la ciudad también tuvieron que esperar largo tiempo para poder deleitarse con los diseños de su paisano, finalmente una larga hora después de la hora anunciada comenzó el desfile, por fin habían llegado todos los invitados “importantes”. Abrió el espectáculo una felina Ester Cañadas con un modelo con la mínima expresión de un pantalón corto en tonos rosas, otro top de las pasarelas como Andrés Velencoso también estuvo en este desfile para alegría y regocijo de mucha gente, treinta y ocho fueron los y las modelos que exhibieron en esta especial pasarela más de ochenta diseños firmados por Custo, bañadores y bikinis con capelina de piel sintética, faldas muy escasas de tela, espectaculares tops, camisetas y boleros todo en colores vivos y alegres y dibujos variados y con un patronaje que recordaba en muchos casos la estética de los años sesenta, especialmente por las gafas de sol que lucieron una mayoría de las modelos y algunas de las pelucas con las que se tocaban. Para los hombres atrevidos trajes, que en algún caso recordaban la época de la psicodelia, algún osado bañador, camisas y pantalones en diversos tejidos, con un corte novedoso en los tejanos. En resumen, una amplia muestra del trabajo de Custo Dalmau que cada año nos sorprende con algo distinto en este tipo de trabajo en que es muy difícil ser innovador. Las prendas que vimos en el claustro gótico de la Seu Vella de Lleida pertenecen a la colección del próximo verano y no dejaron a nadie indiferente, unos abrían la boca con sorpresa, la mayoría aplaudía la audacia del diseñador y otros pensaban que les sería muy difícil salir a la calle luciendo alguna de aquellas creaciones, pero nadie, nadie, quedó indiferente. Y mientras la gente abandonaba el claustro la fachada sur del campanario de la Seu Vella lucía el nombre de Custo como un homenaje más a quién ha conseguido ser profeta en su tierra.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris