Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La dicotomía sexo vs. género, una premisa errónea

José Morales (Gerona)
Redacción
martes, 7 de octubre de 2008, 18:24 h (CET)
Las fundadoras del feminismo de género basaron su teoría en los fraudulentos estudios del Dr. Money. Kate Millet publicó el libro "Sexual Politics" en 1970, que fue como la Biblia del feminismo, donde citando a Money afirmaba que las diferencias entre hombre y mujer reflejaban imperativos no biológicos, pero sí prejuicios y expectativas sociales. La socióloga feminista Ann Oakley decide retomar el concepto de Género e incorporarlo a la Sociología, "el término "sexo" se refiere a la división biológica entre hombre y mujer; "género" a su paralelo que resulta de la desigual división social en feminidad y masculinidad". El género, entonces llama la atención sobre los aspectos socialmente construidos de las diferencias entre hombre y mujer. Oakley de una manera simplista, cambia el razonamiento psicológico para darle un carácter sociológico con implicaciones fatales. Oakley afirma: "el niño percibe perspicazmente que el género viene definido por la sociedad y no por la biología".

Para el feminismo las "evidencias" mostradas por Money (estrepitoso fracaso) parecen ser como revelaciones divinas y concluyentes que ellas discursean como un dogma, han hecho del género un juguete lingüístico, pero lo prefieren en su soberbia por el prestigio que las desprende de la realidad.

El antagonismo sexo vs género no sólo niega los avances de la ciencia en la materia, sino que, ha contribuido a destruir la vida de personas en lo individual, de parejas en lo conyugal y las relaciones entre hombres y mujeres en lo social se tornan cada día más violentas. Una teoría que fracasó desde su experimentación se ha convertido en el nuevo paradigma para las políticas públicas a nivel mundial, desde las Naciones Unidas hasta el pequeño Jardín de Niños, en donde aplicando políticas de género se trata de cambiar las conductas de niñas y niños, hombres y mujeres para buscar una igualdad que no saben en qué radica.

Noticias relacionadas

Cafés van salvando vidas

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Un esperanzador encuentro

​Una profunda reflexión y luz y claridad es lo que la Iglesia Universal espera y desea de este encuentro

Momentos difíciles para el Vaticano. La exhumación tercermundista de Franco

“Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje...” Martin Lutero

¿Dedicar un tiempo a la política o vivir de la política?

La dedicación a la política, con billete de ida y vuelta, solo será posible cuando el político tenga una profesión a la que volver

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris