Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Terroristas transnacionales de Monsanto en el Cono Sur

Luís Agüero Wagner
Redacción
lunes, 6 de octubre de 2008, 11:14 h (CET)
El asesinato del campesino paraguayo Bienvenido Melgarejo, padre de 8 hijos, fue el saldo de un choque entre las fuerzas represivas y un grupo de sintierras en la colonia Guaraní del Este en el distrito de Mbaracayú, a unos 180 kilómetros de Ciudad del Este, ayer tras un desalojo en beneficio de terratenientes brasileños.

Con este incidente suman 36 de este tipo desde que asumió el obispo Fernando Lugo, cuyas promesas de "cambio" aún no se han hecho sentir en absoluto en la práctica.

Las fiscalas Haydée Barboza y Zunilda Martínez acompañaron al oficial de justicia Mario C. Peralta y a los agentes antimotines para el procedimiento en defensa de propietarios brasileños, que así se convierten en los verdaderos dueños del Paraguay.

En vastas áreas del Paraguay los campesinos son considerados apenas una plaga más por los sojeros brasileños, y son tratados como parias en su propia tierra por las autoridades, quienes invariablemente se ponen a las órdenes de los traficantes de transgénicos oriundos del Brasil para reprimir a sus compatriotas.

Lejos de manifestar algún sentimiento de culpa, la Asociación Rural del Paraguay (ARP) expresó ayer, en un comunicado, que ya venía advirtiendo sobre la necesidad de que "el Gobierno ponga fin a estas actividades ilegales que crean el campo propicio para generar hechos de violencia que –como el lamentable fallecimiento ocurrido en Puerto Indio– sean tomados luego como excusa para levantar un escalón más la intensidad de estas actividades irregulares". Insta "fervientemente al Gobierno" a que reflexione seriamente sobre sus responsabilidades al frente de los organismos de seguridad y tome las medidas que preserven la tranquilidad pública y la integridad de las personas.

VIOLENCIA REPRESIVA
Un campesino muerto, tres policías heridos y varios contusos fue el saldo de un choque entre los escuadrones de la muerte que actúan bajo protección oficial y un grupo de sintierras en la colonia Guaraní del Este en el distrito de Mbaracayú, a unos 180 kilómetros de Ciudad del Este, ayer tras un desalojo.

Además, hubo varios heridos aún no identificados.

El tiroteo ocurrió luego del desalojo realizado por orden judicial en un inmueble de Oscar Forber y su hermana, que estaba ocupado por los sintierras. Se trata de tierras que fueron vendidas a los sojeros y traficantes de transgénicos de origen brasileño.

Las fiscalas Haydée Barboza y Zunilda Martínez acompañaron al oficial de justicia Mario C. Peralta y a los agentes antimotines para el procedimiento. Hubo versiones contradictorias entre los intervinientes.

El enfrentamiento ocurrió tras el desalojo. Las fiscalas afirmaron que volvieron al lugar con intenciones de llevar adelante la detención de los dirigentes que tenían orden de captura.

Antes, los campesinos hicieron retroceder a los agentes del orden que asesinaron a mansalva a pesar de que tenían prohibido efectuar disparos, ni reprimir hasta último momento por disposición de los superiores.

Según las agentes fiscales, los policías fueron emboscados por los campesinos en una vivienda donde supuestamente un grupo se encontraba preparado con armas de fuego para volver a atacar la finca del brasiguayo, pero estas versiones son poco dignas de fe en un ambiente donde se conoce la filiación neo nazi de estos agentes de la muerte y la represión.

El asesinato del campesino paraguayo Bienvenido Melgarejo, padre de 8 hijos, fue el saldo de un choque entre las fuerzas represivas y un grupo de sintierras en la colonia Guaraní del Este en el distrito de Mbaracayú, a unos 180 kilómetros de Ciudad del Este, ayer tras un desalojo.

Las fiscalas Haydée Barboza y Zunilda Martínez acompañaron al oficial de justicia Mario C. Peralta y a los agentes antimotines para el procedimiento en defensa de propietarios brasileños, que así se convierten en los verdaderos dueños del Paraguay.

En vastas áreas del Paraguay los campesinos son considerados apenas una plaga más por los sojeros brasileños, y son tratados como parias en su propia tierra por las autoridades, quienes invariablemente se ponen a las órdenes de los traficantes de transgénicos oriundos del Brasil para reprimir a sus compatriotas.

Lejos de manifestar algún sentimiento de culpa, la Asociación Rural del Paraguay (ARP) expresó ayer, en un comunicado, que ya venía advirtiendo sobre la necesidad de que "el Gobierno ponga fin a estas actividades ilegales que crean el campo propicio para generar hechos de violencia que –como el lamentable fallecimiento ocurrido en Puerto Indio– sean tomados luego como excusa para levantar un escalón más la intensidad de estas actividades irregulares". Insta "fervientemente al Gobierno" a que reflexione seriamente sobre sus responsabilidades al frente de los organismos de seguridad y tome las medidas que preserven la tranquilidad pública y la integridad de las personas.

LOS PIQUETEROS DE LA ABUNDANCIA
Este puñado de opulentos "piqueteros de la abundancia" en Paraguay y Argentina, personeros de Monsanto y el poderío transnacional del imperialismo en Sudamérica, han iniciado una "espontánea" campaña desestabilizadora en ambos países.

"El polvorín ya se encendió en el campo, y el gobierno está ausente" advirtió amenazante ayer la presidenta de la Asociación de Productores de Soja (APS) en Paraguay, Claudia Russer, al tiempo de denunciar el atentado del que fue víctima su sobrino, el ingeniero agrónomo Miguel Orrego, funcionario de la multinacional Bunge, en la zona de Yguazú, Alto Paraná.

Dijo además que con lo ocurrido en Puerto Indio, también en la zona de Alto Paraná, donde una comitiva fiscal–policial fue repelida a balazos por los sintierras, ya comienza el problema grave en el campo, pero que el presidente Fernando Lugo no toma en serio y no tiene definiciones en este tema.

"No se dónde está el Presidente, no hace ningún pronunciamiento, no le importa si muere un sojero, porque seguro que cree que es un bandido, y estamos preocupados porque hay muchos jóvenes profesionales que trabajan, tienen familia, y no tienen garantías para su trabajo. Es la segunda vez que le pido personalmente en dos reuniones, ya que el no nos recibe como gremio, y el ministro del Interior no sé dónde está," apuntó.

En la vecina Argentina, Alfredo Angeli acusó al gobierno de Cristina Kirchner al señalar que "al pueblo le pedimos disculpas si tenemos que molestar, pero es por el bien de la patria. No se hace solamente por el sector agropecuario, sino qué país queremos. Este gobierno quiere empobrecer a la patria, y nosotros no lo vamos a dejar, por la memoria de los que no están, que hicieron grande a la patria".

DE LAS AMBICIONES NAZIS AL "SOJA LAND"
Los cronistas del Tercer Reich nos recuerdan que al instalarse Hitler en el poder, fue extraído de los polvorientos archivos el mapa del ideólogo pangermanista Otto Richard Tannenberg, a quien durante la primera guerra mundial el político y escritor André Chéradame había denunciado.
Sobre la base de ese documento, Berlín elaboró durante la Segunda Guerra Mundial unas cuantas variantes para la conquista de América Latina. En una de ellas, denominada "Alemania Antártica", se planeaba crear un protectorado títere, que incluyera territorios de Brasil (Santa Catarina, Río Grande do Sul, Paraná, Mato Groso), de Argentina (Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires), de Paraguay y la parte oriental de Bolivia.
Un territorio parecido hoy abarca el "Soya Land" que el imperio norteamericano y Monsanto han trazado como destino ineludible para el Cono Sur.

LOS PELIGROS DE LOS AGROTÓXICOS
El principal peligro de la soja radica en la utilización para su cultivo de defoliantes y herbicidas de alta peligrosidad, derivados de los cristales de Tebothiuron.

Los cristales de TEBOTHIURON, más conocidos por su nombre codificado por el ejército estadounidense, "Agente Naranja", fueron aplicados por millones de litros entre 1962 y 1971 en la guerra de Vietnam, y sus desvastadores efectos aún pueden observarse en vastas áreas del país asiático. Para los arrozales se usaba el "agente blanco", mientras que el "agente naranja" era utilizado para destruir la selva tropical.

El agente naranja fue comercializado bajo las marcas "Tordon", U46, Busch killer, etc. Bayer lo produjo con las marcas Tributon-D y Tributon-E 60%.

Los ex-combatientes de Vietnam que estuvieron expuestos al agente naranja sufrieron graves consecuencias en su salud, entre ellas tipos raros de cancer, enfermedades de la piel, esclerosis múltiple, defectos congénitos en sus hijos y alteraciones síquicas, e iniciaron acciones judiciales contra las empresas fabricantes como Monsanto y Dow Chemical, entre otras. Cuando los veteranos entablaron su primera demanda colectiva en New York, el juez se basó en evidencias presentadas por Monsanto para negar un juicio a los demandantes en 1984, pero en 1990 un funcionario de la agencia de protección ambiental (EPA) acusó a Monsanto de falsificar sus pruebas y le inició un juicio penal.

En 1989, la viuda de un ex-combatiente presentó una segunda demanda colectiva en representación de otros veteranos. Aunque la acción judicial se entabló en Texas, las cortes federales transfirieron nuevamente el caso al juez original, una medida inusual en obvio favor de los acusados. En abril de 1992, el juez de NEW YORK volvió a rechazar la demanda.

El agente naranja contiene entre sus impurezas a la "substancia X", del grupo de las dioxinas, específicamente la 2,3,7,8 tetraclorodibenzoparadioxina, el más letal veneno que se ha podido sintetizar.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris