Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Una flota rusa en Venezuela y ZP a lo suyo

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 6 de octubre de 2008, 10:55 h (CET)
¿A quién piensan ustedes que está beneficiando la crisis que estamos padeciendo en Europa y en los EE.UU? Puede que a algunos les parezca que al señor Obama, por aquello de que se está poniendo en entredicho el sistema económico liberal y que, entre el electorado americano, hay un claro vuelco hacia los demócratas a partir de que la crisis se ha ido extendiendo al sistema financiero que sustentaba Wall Street. Otros puede ser que se inclinen por pensar que, quienes verdaderamente van a sacar tajada de la crisis de Occidente, van a ser los países árabes, los Irán, Irak, Arabia Saudita o que la más favorecida sea la República Socialista de China, una nación emergente con un inmenso potencial todavía no explotado. Puede que sea así, pero yo a quien veo en estos momentos más favorecida es a la Rusia del señor Putín. Con su petróleo tiene amordazada a medio Europa que se ha tenido que tragar, sin chistar, la invasión de Georgia por los rusos y la permanencia de tropas invasoras tanto en Osetia como en Abjasia, asegurándose el control de los oleoductos que llevan el crudo a toda la Europa septentrional.

Si nos hemos molestado en apartar nuestra atención de los importantes problemas económicos que nos están asediando y que ocupan la mayor parte de nuestro tiempo; y nos hemos ocupado de seguir los acontecimientos que se están produciendo en América del Sur, nos habremos podido apercibir de que se están produciendo importantes acontecimientos que dudo que alguien se hubiera podido imaginar que se iban a producir si se lo hubieran dicho sólo hace medio año. Es evidente que estas naciones del Cono Sur han entrado en un estado de efervescencia que nos hace recordar a algunos países de Europa cuando los distintos frentes populares ( Francia, España, Alemania, etc) de los años treinta se encumbraron intentando potenciar la lucha de clases y ocupar el poder para implantar el régimen socialista de la “madre” Rusia. Su gran excusa fue la de luchar contra el “fascismo”, pero su intención verdadera era la implantación en Europa de un régimen similar al soviético, que en nada se diferenciaba en cuanto a métodos, fanatismo y crueldad de aquel que querían eliminar.

Observemos como está jugando sus cartas el inquilino del Kremlin. Ante la sospecha de que los EE.UU estaban coqueteaban con el régimen de Georgia ha decidido devolverles la jugada y por ello ha utilizado a un cabeza de turco, Hugo Chávez, un sujeto golpista y que se ha valido de la corrupción de los regímenes anteriores y de la pobreza de la población venezolana para hacerse con el poder e implantar una tiranía que tiene subyugada a toda la nación. El ejemplo se ha extendido a otras naciones como Bolivia, Ecuador, Paraguay y Argentina, que han hecho de la pobreza de sus respectivos pobladores el arma de combate para la implantación de un seudo comunismo al estilo del moscovita, donde a la pobreza se le añade la opresión para que nadie se atreva a desmandarse y hacer oposición al régimen totalitario. Estos fantoches de la política son muy sensible a las alabanzas de las grandes naciones y, por ello, el señor Dimitri Medvédev no ha tenido dificultad alguna en convertirlo en su cómplice. Primero le envió a Venezuela dos bombarderos estratégicos en señal de apoyo; pero ahora ya ha aumentado su apuesta y es toda una escuadra naval rusa la que se dirige al país venezolano para hacer unas maniobras conjuntas con la escuadra venezolana.

Que esto es una advertencia a EE.UU por su escudo antimisiles, no cabe duda; pero hay más, porque los rusos ya han dado un paso mucho más peligroso. Han propuesto a Venezuela participar en sus proyectos nucleares. No cabe la menor duda de que, como ocurrió durante el mandato de Kennedy cuando el Kremlin envió misiles con cabezas nucleares a Cuba, este es un envite que va a ser muy difícil que los EE.UU, tan celosos de su seguridad, se vayan a tragar sin protestar. Puede que, en estos momentos, el pueblo americano esté preocupado por la crisis, es posible que estén enfadados con los republicanos e, incluso, puede que haya una parte del electorado que no esté dispuesto a nuevas aventuras bélicas, pero ¡ojo!, que nadie se engañe ni que se deje ofuscar por falsos espejismos; los EE.UU continúan siendo la nación con el mejor armamento, el mejor ejército y los instrumentos más sofisticados para una guerra moderna y, no nos debe de caber la menor duda de que, ante una amenaza exterior tan evidente, no se van a achantar y reaccionaran con contundencia si es preciso hacerlo. Si algo tienen los norteamericanos que los distinguen de los europeos, es su amor por su patria y su respeto por sus instituciones.

Por esto, cuando contemplamos al señor ZP en Rusia, haciendo afirmaciones que harían sonrojarse a un niño de cinco años, diciéndole al pueblo americano a quien deben votar para que no gane Mc Cain, con lo que se evitará el peligro de que se vuelva a reproducir una situación de tirantez entre ambas naciones; no podemos menos de pensar ¡ en que manos estamos!. No se ha apercibido, nuestro “sagaz” presidente de que la jugada ya está en marcha y que, sea quien fuere que ganara las elecciones, sea Obama o Mc.Cain, van a tener que enfrentarse a la situación de amenaza que se está generando en el Cono Sur, agravada por la descarada intervención de los rusos. Un pelele, a quien ni le hacen caso los mandatarios de la UE, que lo marginan cuando han de tratar de cosas serias, como es el determinar las medidas oportunas para enfrentarse a la crisis económica; se cree que está en condiciones de aconsejar a las naciones más poderosas de la tierra, cuando su bagaje intelectual está al nivel de él del señor Chávez y, por añadidura, se permite opinar sobre el partido al que tienen que votar los americanos, lo único que provoca es hilaridad y vergüenza ajena.

En todo caso, ya estamos recibiendo la contestación a las balandronadas de ZP en Nueva York. Allí se explayó sobre nuestro mejor nivel de vida sobre el italiano y advirtió a Sarkozy de que en tres años superaríamos el francés. Por aquello de querer ser perrillo de todas bodas el señor ZP no ha aprendido a callarse y a moderar sus excesos verbales, tanto en España como fuera de ella, y ello le está causando problemas. ¡Pero cuidado que para ayudarle a equivocarse tiene un magnífico ayudante, el señor Moratinos! Con una pareja como esta ya podemos dormir tranquilos. Mientras tanto no perdamos de vista los manejos del Kremlin en su nuevo campo de operaciones. Y veamos si nuestro Presidente en lugar de dar consejos se los aplica a sí mismo y nos saca de ésta en la que estamos metidos; mejor dicho: nos ha metido.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris