Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

De visita en el Infierno

Lisa Justiniano (Madrid)
Redacción
viernes, 3 de octubre de 2008, 12:56 h (CET)
¿Qué tienen en común Mary K Baxter, Bill Wiese o Mickey Robinson? Ellos, testigos visitantes de ese Abismo Infernal que salpica las Escrituras de principio a fin, por voluntad del mismo Jesucristo, dedican hoy su tiempo y sus recursos en alertarnos sobre un lugar que hoy, pocos temen y menos aún aceptan. Es interesante la descripción coincidente de todos ellos: fosas de fuego, olor a carne podrida elevado al infinito, vapores tóxicos que sustituyen al aire, oscuridad permanente y ausencia de agua, sed y hambre terribles e imposibilidad de descansar, visión continua de demonios deformes asignados a cada condenado para torturarle sin misericordia, calor y fuego que calcinan permanentemente los cuerpos sin que lleguen nunca a morir, gritos de desesperación de millones de almas, mazmorras de tortura, hedor insoportable procedente de todos los seres que allí habitan… Pero, en serio, ¿alguien va a ir al Infierno?

¿Somos de los que vamos al gimnasio pero no pisan una iglesia? ¿Blasfemamos, mentimos o nos quedamos con lo que no es nuestro? ¿Aceptamos el erotismo y la pornografía, incluso entre nuestros hijos? ¿Vivimos con un divorciado, o un separado o somos católicos casados sólo por lo civil? ¿Insultamos, odiamos o somos rencorosos? ¿Hemos facilitado que alguien aborte o impedimos el embarazo con la anticoncepción? ¿Amamos y perdonamos a todos? ¿Violamos los cuerpos ajenos con el deseo? ¿Vestimos con decencia?

Los 10 Mandamientos se esculpieron en piedra, pero Jesús tiene un corazón amante que nunca niega el perdón al arrepentido.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris