Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

¡Queremos un despacho "fashion"!

Josep Esteve Rico
Josep Esteve Rico
miércoles, 1 de octubre de 2008, 08:41 h (CET)
Pues sí, ¿y quien no desea en el fondo tener un despacho "fashion" como del consejero de Hacienda de Ceuta Francisco Márquez? ¡Menos mal que según la tienda, los muebles son "sencillos" y encima de "oferta", porque si llegan a ser caros y de diseño, no sé a cuanto más se habría incrementado la factura! Y eso que al parecer, Márquez tiró por lo bajo, por lo económico...ya que la broma le ha costado al pueblo ceutí casi 8000 euros, todo este dinero por una simple tarima de madera, dos cuadros y poco más. Si esto no es un despilfarro caprichoso e innecesario, que baje Dios y lo vea. ¡Manda huevos!

Que quieren que les diga. Resulta paradójico, contradictorio -yo, en lugar de Márquez, estaría avergonzado- rimbombante y chocante, la actuación y la conducta "redecorativa despachil" del flamante responsable de la economía ceutí. Suponemos que Márquez entiende de ahorro en los actuales tiempos dificiles de crisis. Pero es políticamente incorrecto que el firmante y ejecutante aplicador del Plan de Austeridad -actualmente en vigor impuesto en la Administración ceutí y obligado a la ciudadanía- exija apretones de cinturón en el Palacio Autonómico ceutí y a los "caballas" en general. Es vergonzoso que no dé ejemplo él mismito -que debería hacerlo- al no autoaplicarse tal medida ahorrativa dilapidando el erario público de las arcas autonómicas para retoques y mejoras nada imprescindibles ni prioritarias en su despacho de la consejería.

Hay que dar ejemplo de honradez y ahorro en un momento actual de crisis y con mayor motivo cuando hasta sus señorías diputados se acaban de "congelar" sus sueldos y los ministerios ya han aplicado restricciones, pero Márquez ha actuado al contrario, ha violado su propio Plan de Austeridad.

¿Urgía y era de extrema necesidad "redecorar" el despacho en cuestión? ¿Tan vital era reamueblarlo? ¿Es que como estaba no era suficiente? ¿El despacho se hallaba ruinoso y deteriorado o sus muebles estaban carcomidos y rotos? Estoy seguro que no, que no era urgente, ni vital ni necesario, redecorar el despacho y amueblarlo para más inri por esa cantidad que a pesar de la "sencillez" de lo adquirido es elevada y un alarde de derroche manifiesto.

Esa cifra podría haberse ahorrado quedando en las arcas, o en su defecto, haberse empleado para acciones beneficiosas y vitales en la ciudad. Existen muchas necesidades imperiosas y prioritarias en inversiones tales como servicios sociales, barriadas, educación, limpieza, subvenciones, ayudas, etcétera.

Me parece mal que Francisco Márquez evite hablar del asunto y dar explicaciones, pero es peor aún que se defienda lanzando el desafiante "invito a quien quiera a que venga a mi despacho". ¿A qué hemos y han de ir a su despacho Sr. Márquez? ¿Invitará a whisky? ¿Piensa regodearse con orgullo de sus "sencillos" pero caros y nada ahorrativos muebles tan "fashion", dar en las narices a quien entre intentando crear envidia ante tan acojonante despacho? ¿Quiere demostrar su poderío y su buen gusto estético? ¿O tal vez quiere convencer a quien entre de la bondad y supuesta necesidad de su iniciativa? No sé para que invita el consejero a ir a su despacho, no se si será por alguna de las cuestiones arriba planteadas, pero cuidado, porque quien vaya y se muestre crítico, se hallará a merced de Márquez; éste estará en su terreno y como pez en el agua, asi que se prepare aquel que entre en su despacho o "boca del lobo".

Lo fuerte es que el precio del mobiliario del consejero supera el coste de los muebles para el Centro Polifuncional de la barriada ceutí Príncipe Alfonso, que sí es una verdadera necesidad colectiva acuciante, una beneficiosa dotación socio-vecinal en tal zona urbana.

Si Márquez se atribuye el "derecho" a tener un despacho "guai" y super "fashion" -él, que ostenta temporalmente el cargo y se debe a los ciudadanos- nosotros, los de a pie, ¡también queremos un despacho como el suyo, no ibamos a ser menos! Menudo cachondeo...

Los sindicatos de Ceuta auguran descubrimientos de nuevas facturas de actuaciones despilfarradoras similares a las del despacho de Márquez. Parece mentira que estas cosas sucedan con un Plan de Austeridad mediante -¡madre mía, no quiero pensar cuan sería grave de más la situación si no existiera tal plan ahorrativo!- y ante las continuas promesas de ahorro y control del gasto del presidente Vivas. ¡Vergüenza de políticos...!

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris