Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario  

La fiebre del Fútbol, una enfermedad masculina

María José Navarro
Vida Universal
miércoles, 1 de octubre de 2008, 08:55 h (CET)
Que la fiebre del fútbol la padecen en su mayor parte sólo los hombres y no tanto las mujeres y que es una enfermedad muy a tener en cuenta, lo demuestra el elevado número de infartos que se dan durante los partidos de fútbol, la psicosis masiva de hombres abanderados en coches en estado de histeria y también el peligro que suponen los conductores en muchas ocasiones ebrios. Según la "importancia" del partido, muchos hombres incluso antes ya presentan signos de embriaguez, ¿será esta la única forma de aguantar la fiebre del fútbol? Lo que sí parece seguro es que ese debe ser el estado idóneo para expresar ese alarido o grito histérico cuando algún jugador mete un gol.

No se deben menospreciar ni los efectos secundarios que la fiebre futbolística genera, por ejemplo el malhumor que aparece en la pareja cuando en el hogar solo hay un televisor, o cuando el equipo favorito ha perdido, lo que podría acarrear una especie de depresión, ni tampoco determinados comportamientos eufóricos que aparecen con los partidos como por ejemplo el repentino orgullo nacionalista, las pinturas de "guerra" en la cara que quizás les recuerde el innato instinto cazador o el deseo de cantar por la calle sin pudor alguno, ¿alguien se ha parado a estudiarlos seriamente?

Entre las muchas cancioncillas que los hombres suelen cantar, hay una que usan los aficionados alemanes que es digna de estudio; la letra dice algo así: "El fútbol es nuestra vida, el rey fútbol rige el mundo!. Luchamos y lo damos todo, para que entre un gol tras otro. Sí, uno para todos, todos para uno, nos mantenemos fuertemente unidos. Y si es nuestra la victoria, todos recibimos alegría y honor". La frase: "Uno para todos y todos para uno. Nos mantenemos fuertemente unidos", es perfecta para hacer de este mundo un mundo mejor, sin embargo durante el reciente campeonato de Europa no sólo había ocurrido el grave terremoto en China donde murieron 13.000 niños por el derrumbe de 7.000 escuelas, sino que seis semanas antes un tifón en Burma acabó con 140.000 vidas humanas, y dos millones y medio de personas se quedaron sin hogar. La unidad referida en las canciones nada tiene que ver con esa verdadera unidad fraternal de estar los unos por los otros, pues a pesar de la catástrofe el mundo entero dirigió su atención principalmente al campeonato de Europa, lo celebró y se olvidó en gran parte de todo lo demás, incluido el dolor ajeno. ¿Dónde se quedó el "todos para uno" para los habitantes de Burma?, ¿Dónde estaba la unión?

Curiosamente son principalmente las mujeres, más que los hombres, las que pensamos que sería mucho más interesante que el dinero que gastan los gobiernos en "pan y juegos", por poner un ejemplo los 1.300 millones que supondrá para Sudáfrica los mundiales de 2.010 o una parte de los sueldos millonarios de las estrellas del fútbol, fueran destinados a evitar el hambre en el mundo o la muerte de millones de niños por falta de vacunas y medicamentos, eso sí sería "uno para todos y todos para uno", en definitiva lo que dijo Jesús de Nazaret: "Lo que hacéis al más pequeño de mis hermanos, eso me hacéis a Mí". Por ejemplo el gobierno chino subrayó que los estadios olímpicos fueron construidos a prueba de terremotos de escala 8.0; las mujeres hubiésemos preferido mil veces que esta consideración se hubiese tenido en primer lugar con las escuelas que se derrumbaron costando la vida de tantas criaturas inocentes.

¿Cuándo reflexionarán todos los gobernantes de este mundo sobre estos aspectos que no pasan inadvertidos y dan testimonio de su personalidad y del terrible ego humano? ¿Y no son la mayoría de los gobernantes hombres? ¿Y no son estos mantenidos por el pueblo que no es capaz de reflexionar y cambiar su vida consecuentemente?

Noticias relacionadas

Emprender desde el corazón

Lo complejo es la capacidad de encontrar el camino para dar respuesta a los problemas y desafíos que tenemos

Greta Thunberg: “Se avecina un cambio, les guste o no”

a Cumbre de Acción Climática tiene como objetivo “acelerar las transformaciones que se necesitan con urgencia e impulsar acciones que beneficien a todos”

El Parlamento de Navarra pide disculpas a Casa Real

Cuatro años después, el Parlamento de Navarra, "expresa a la Casa Real sus disculpas por la falta de invitaciones"

Otra incongruencia. Déficit mundial de azúcar

Domingo Martínez Madrid, Burgos

Otra oportunidad

Carlos Castro Martínez, Valencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris