Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡ZP saca pecho!...algo canijo, eso sí

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 1 de octubre de 2008, 08:55 h (CET)
Mientras nuestro señor ZP está de viaje por las américas, dejando el pabellón de la nación española al mismo nivel que el de nuestra actual economía, es decir, por los suelos; aquí, en España, están sucediendo acontecimientos cada vez más preocupantes. No hay día en que no nos enteremos de alguna nueva mala noticia, no hay momento en que no sintamos una profunda preocupación por el porvenir que nos espera y no hay instante en que no salte una noticia que añada la guinda a todo este cúmulo de desgracias que parece que, desde lo Alto, nos estén enviando para recordarnos que no somos más que polvo y que en polvo nos vamos a convertir. Así las cosas, ahora nos vuelve a salir, para incordiar, que es lo que de verdad más le pone, el inefable señor Ibarretche, este charlatán irredento que, al parecer, no sabe mantener la lengua dentro de la boca y, lo que todavía es peor, no hay nadie en su partido, el PNV, que le ponga una mordaza y lo encierre en una mazmorra para que se esté quieto.

Es evidente que este señor, enardecido por la impunidad de que han gozado hasta ahora los nacionalistas y mirándose en el espejo catalán, donde los mismos representantes del PSC se atreven a plantarle cara al Ejecutivo de Madrid; ha decidido añadir una temeridad más a las que, hace tiempo y con rara constancia, viene cometiendo sin que, al parecer, haya nadie en España que haya sido capaz de ponerle freno. Ha decidido dar un paso adelante en su enfrentamiento con España. Claro que esto no son más que las consecuencias de una política de cesiones continuas llevada a cabo por el señor Zapatero y todas sus huestes del PSOE, con la inestimable colaboración de partidos minoritarios como el del señor Madrazo y el incondicional apoyo de algunos miembros del PSV, como el señor Odón Elorza, que tiene más de nacionalista abertzale que de socialista. En todo caso, el que el señor Ibarretche haya decidido insistir en el famoso referéndum no es más que una muesca más en la interminable secuencia de atentados en contra de la Constitución de 1978 que, después de treinta años de vigencia, más se parece a una bandera victoriosa en cien batallas pero hecha girones, que en la fuente viva de nuestro ordenamiento jurídico, sostén del Estado de Derecho.

Cada día son más las agresiones al derecho de los españoles a usar el castellano. Las autonomías que se están rebelando, cada vez con mayor osadía, contra la enseñanza del castellano van contagiándose; a la vez que el Gobierno se muestra más flexible en la interpretación de la Carta Magna; la poliglotia se va a convertir en algo imprescindible para cualquier ciudadano que quiera desplazarse por la antigua tierra de Cervantes, hoy transformada en parcelas de cabildeos de los nacionalistas donde, por extraordinario que nos pueda parecer, se prima el inglés sobre la enseñanza del castellano, con el solo objetivo de erradicarlo de sus territorios, tal y como está ocurriendo en Catalunya, en la que está a punto de implantarse una nueva ley educativa que desplaza al español al último lugar de la enseñanza. Lo peor de este estado de cosas, es que ante una situación extrema como la que estamos soportando, no se vislumbra el más mínimo atisbo de rectificación ni la menor esperanza de que el Ejecutivo flexibilice su postura dogmática y su cerrazón doctrinaria para que entre en razón y se percate de que mientras España ocupe la cola de todas la naciones europeas en enseñanza, productividad y competitividad, no tenemos la más mínima oportunidad de levantar cabeza.

El Banco Central Europeo sitúa a España y Portugal en los dos últimos lugares del ranking debido a “su desventaja técnica e institucional” (resultados recogidos tras la investigación de 150.000 firmas de los países europeos). Según el estudio del BCE “Globalización y competitividad en el Área Euro” resulta que España, ésta de la que con tanta frivolidad habla Zapatero en Nueva York, ha perdido un 14% de competitividad exterior desde el año 1999. Por el contrario, los costes laborales crecieron casi el doble que en el resto de la Eurozona. Algo que sería suficiente para poner en guardia a cualquier gobierno que se preocupara por gobernar a favor de sus ciudadanos.

Pero el señor ZP y los suyos no tienen otro objetivo que perpetuarse en el poder y trasformar al pueblo español en un remedo de lo que fue Rusia, la tierra del partido único, sin otra libertad que la de acogerse al ideario comunista o social demócrata ( una forma de ocultar sus aspiraciones totalitarias), comenzando por un adoctrinamiento intensivo en las escuelas y en las aulas universitarias ( de ahí la implantación obligatoria de la EpC) para sacar de ellos los clones de Pablo Iglesias, que les garanticen trasformar a España en un estado federal, multilingüe, y multipartidario que, a diferencia de lo que ocurre en los EE.UU, donde el inglés lo dominan y usan todos los ciudadanos y la bandera es un símbolo querido y respetado en cualquier lugar de su territorio; en España las diversas lenguas autonómicas se convertirían en oficiales sembrando el desconcierto entre las relaciones inter-regionales o inter –estatales, como se quiera, al tiempo que las orientaciones políticas de cada partido en el poder de las diversas naciones, constituiría otra traba para las relaciones comerciales entre ellos. Por ejemplo: un producto elaborado en Andalucía debería llevar rotulación en todos los idiomas, dialectos y pequeñas variantes (aranés,mallorquín etc) y, con toda probabilidad, para los autogobiernos comunistas, también la hoz y el martillo.

Y uno, en su ignorancia, se pregunta: ¿No hay medio posible para hacer entrar en razón a todos estos descerebrados que intentan una aventura suicida al querer convertirse en minúsculos reinos de taifas? ¿No les ha servido de enseñanza lo que les está ocurriendo a las pequeñas repúblicas escindidas de Rusia? Claro, el desconocimiento de la Historia, de aquella que nos enseñó como la unidad promovida por los Reyes Católicos consiguió expulsar de España a los sarracenos que la ocuparon durante siglos, precisamente, por la falta de coordinación de los distintos reinos independientes en los que estaban divididos sus territorios. Es evidente que pedirles un poco de sensatez y objetividad a quienes tienen las riendas del poder, obcecados en sus ideas libertarias y en sus propósitos igualitarios, es como pedirles peras al olmo. Lo preocupante es que, por el camino que llevamos, pocas opciones nos van a quedar.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris