Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡La Gran Colisionador de Hadrones y el hambre en la Tierra!

José Luis Palomera
Redacción
miércoles, 1 de octubre de 2008, 12:59 h (CET)
Conocido es que esta semana pasada, -semana de hambre, miseria, terrorismo, injusticias, y otros adorados profetas variopintos vicios e impuras razas- como todas las semanas -desde que el sabio hombre mono es además perversamente ignorante-, se ha probado un mecanismo denominado, Acelerador de partículas, Gran Colisionador de Hadrones, o dicho por abreviatura LHC. Iniciales estas que no significan aunque bien pudieran ser; Ley idéntica para todos, Honor idéntico ya que nadie es más que nadie y Comida para toda la raza humana al menos el abastecimiento de los alimentos precisos para poder sobrevivir, únicamente sobrevivir.

Lo siento de corazón sobre todo por los miles y miles de seres humanos que se mueren de inanición diariamente,las mencionadas iniciales no significan El comienzo del Proyecto que en verdad precisa la humanidad: Conseguir que toda la humanidad dispongan de agua y pan.

Este ingenio llamado LHC que ha costado 4.000 millones de € y 25 años de trabajo científico se ideó al objeto -a mi, y a Stephen Hawking, no me queda duda de que no funcionará jamás - de generar en un túnel terreno de 27 kilómetros aquellas partículas de Higgs, o partículas de Dios, que se suponen se produjeron en el preciso instante -Instante que en tiempo terrenal humano es un Perpetuo Eterno- de la gran explosión que creó todo el Universo, es decir, dar más peso teórico a la teoría del Big Bang...

Bueno, pues qué le vamos hacer, al parecer el sabio mono humano, sin saber antes que significan sus propias heces, es decir su esencia viva, haciendo uso de su intrépida ignorancia y suprema vanidad, pretende descifrar el todo Universo sin haber "descifrado" - milenios ha tenido para hacerlo- que media humanidad muera desnutrida mientras la otra media defeca inconmensurables y depravados vicios a cuenta de los sudores y muertes de los excluidos.

Media humanidad hoy carece de alimentos, medicinas, información, libertad, ley, honor incluso el derecho a vivir. Mientras la opulenta humanidad, residencia de los más afamados científicos no se les ocurre otra cosa que intentar crear en la faz de la cabeza de un escuálido alfiler terreno, túnel, el origen del nacimiento de millones o tal vez billones de Galaxias...

Demencial, blasfemo, estúpido a más no poder, no hay palabras en madriguera alguna de vida para describir la magnitud de la ignorancia de la que hacen gala millones de seres vivos, que hoy pululan por la Tierra. Algunos incluso se atreven a proclamarse eruditos científicos de una raza cruel y asesina que come con la vida y piensa con la carne.

Si el ser humano en verdad pretende y consigue inscribir en las pulcras facultades de piedras cimentadas con la sangre de los ateos sus génesis científicas sobre el nacimiento del Universo mientras en la Tierra aún se pasa hambre y otras calamidades propias de bárbaros esquizofrénicos inmemoriales, yo entonces sería Dios.

Si en verdad desean saber algo del Universo ya se lo digo yo, nada más tienen que mirar en la dirección correcta, es decir, en lo visto y comprobado.

No se precisa ser un afamado científico para denotar en la mirada de lo comprobado que el Universo es fruto de una Indescriptible Explosión, Big Bang, cuyos sólidos líquidos y gaseosos resultantes de la misma se expanden a velocidades imposibles de cuantificar.

Para expandirse antes el Universo hubo de estar fusionado. Es preciso saber que todo aquello que compone el Universo es parte y arte del mismo sin mediación de tiempo alguno por lo tanto, su expansión como su posterior nexo es un mismo instante inexorable, inapelable e indivisible, por eso jamás podremos entender en vida carnal-donde el tiempo si cuenta, si el Universo se dirige a su lugar de partida o en realidad acaba de detonar.

El tiempo es Universo propio el cual nace y muere, o mejor dicho, se expande y se contrae en un proceso in- lapso donde el tiempo no es.

En esta teoría de la cual hablo puedo asegurar ante lógica que ningún otro científico por muy lumbreras que fuera podría dar más razón que la por mi dada.En primer lugar, porque jamás ser humano alguno logrará hallar las claves de un lugar en ningún tiempo,Génesis del Universo, visto desde su todo.

En segundo lugar, porque los científicos actuales -igual que todo ser vivo- no viven otra cosa que su tiempo muerto en los posos de su masa. Ellos no lo saben, pero en realidad no están describiendo otra cosa que la razón de los vivos que les observan.

Me gustaría que este artículo pudiera llegar a manos de los científicos para discutir el tema, sin ser yo más que muerto ser que vive en conciencia viva.
Por otro lado ya les aviso de antemano de lo inútil de su proyecto inútil y auguro que puede llegar a ser un peligro para la humanidad.
Es preciso que recuerden ustedes que apenas son humanos, hijos de un casi impalpable resquicio Universal, incapaces por sí mismos de ponerse de acuerdo ni en Tierra ni en Vidas.

Pretender averiguar el sistema por el cual se generó el Universo, descubrir las partículas imantadas que originaron el mismo mientras la propia humanidad es incapaz de ver las bocas hambrientas de sus hermanos, es de un delirio metal insuperable en raza alguna, la raza humana incapaz de verse sin la ayuda de un espejo: el negro agujero de su culo.

Billones de calaveras y esqueletos forman el suelo terreno entre los cuales se encuentran seres humanos idénticos que desde su aparición en la Tierra se han asesinados sin tregua alguna, entre sí, simplemente por un defecado dios, raza, religión, tierra, lengua, clase, color y otras falsas diferencias interesadas y asesinas.Una vez perdido el respeto a las vidas de los demás no queda en la raza humana el más mísero resquicio de sensatez.

Raza humana capaz de inventar la fusión de neutrones con el único fin de asesinarnos los unos a los otros y acabar con la raza.
Raza humana incapaz de saber que para descubrir algo no conocido, forzosamente hay que saber que es lo que se conoce, asumir lo que se conoce, inventar para que sea conocido por todos, asumir la unión de partículas de la toda sociedad, el color y la luz del corazón humano.

Estas cosas y no otras son el fundamental, imperioso, y necesario proyecto de todos. Es preciso, urgente, básico si lo que se pretende es la continuidad de nuestra raza, descubrir, ver y asumir que todos somos un mismo sentimiento corazón y raza única.

Una vez logrado este facilísimo reconocimiento, "Asumir que vamos todos juntos o no llegaremos jamás" que intereses varios, religiosos, sociales, lingüísticos, racistas, y otras vicisitudes no permiten solucionar, entonces será tiempo de avanzar en dirección al Universo y no como se pretende ilusamente ahora, con el Acelerador de partículas, partir desde su propia génesis.

La estrella a la que llamamos Sol, enana blanca, sin duda un día se consumirá o dejará de alumbrar lo suficiente, luego se ha de buscar otros planetas cercanos donde emigrar.

Stephen Hawking acaba de decir hoy “el futuro a largo plazo de la raza humana está en el espacio ya que será muy difícil evitar un desastre en el planeta Tierra en los próximos cien años, no ya en los próximos mil o millón de años...” Esto mismo vengo diciendo yo hace años, años, y nadie al parecer desea enterarse del dramático futuro que pesa sobre nuestros descendientes.

Esta es nuestra única salida como raza: emigrar a otros planetas, expandirnos entre galaxias,lograr llegar un día jamás soñado al origen del origen, al Universo del Universo, a la Vida de la siempre Vida, y así dejar de ser sólo parte de parte y obtener parte del todo Universal.

Lo dicho, yo no pretendo saber más que nadie, ya que yo no sé saber, sé pensar, aplicar la lógica neutra del Universo a todas las cosas, formas y fondos que distingo en mi oír, ver y sentir. Es por eso que digo: gastarse millones y millones, años y años de científicos en descubrir el origen de la boca universal mientras la boca propia -hambre de la humanidad- muere de inopia, es de ignorantes ebrios incapaces, como ya he mencionado, por sí solos de verse el culo y mucho menos de asumir que dependen del mismo.

¡La Gran Colisionador de Hadrones acabará con el hambre en la tierra!... Lógico "los muertos no precisan comer.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris