Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mimarse un poco, además de justo es necesario

María Luisa García (Málaga)
Redacción
sábado, 27 de septiembre de 2008, 18:25 h (CET)
A veces nuestra exigencia personal se vuelve dureza y pierde su sentido originario.

No es bueno andar por el alambre en continuo equilibrio. De vez en cuando debemos recalar en puerto seguro, donde curar nuestras heridas, sanar las llagas que el camino nos provoca y beber agua limpia de la fuente de la vida.

La exigencia es buena pero debe ser amable, porque la virtud lo es.

Los humanos, que tendemos a perder la objetividad, lo mismo creemos que somos fantásticos que nos parece que somos horrorosos. Y, habiendo de todo un poco, verdad es, que para ser mejores hay que luchar y para ello hay que mimarse un poco.

Cuando fallan las fuerzas, hay que descansar, como si de una prescripción médica se tratase.

A veces hay que vaciar un poco el peso que llevamos a nuestras espaldas, podemos delegar en otra persona, dejar el asunto aparcado unos días o deshacernos temporalmente de esa responsabilidad, si fuera posible.

Esa inteligencia de la que presumimos tanto, debe aplicarse en primer lugar a lo más importante entendiendo que la caridad empieza por uno mismo. Solo podemos dar lo que tenemos, por lo tanto, para ser útiles a los demás debemos estar en buenas condiciones.

Si no estamos bien, si nos falta energía, si vamos sobrepasados, medio hundidos, malhumorados y deprimidos, quizás debamos mimarnos un poco.

El descanso y la diversión son tan necesarios como trabajar o ser serios en la vida, porque todas estas cosas son las que nos ayudan a ser persona y nos equilibran.

Mímate: ni más de lo que te corresponde, ni menos de lo que debes.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris