Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La memoria de la vergüenza

Raúl Santiago García López
Redacción
sábado, 27 de septiembre de 2008, 18:25 h (CET)
Desde hace unas semanas aproximadamente, estamos viendo el goteo de noticias relacionadas con la petición por parte de Garzón de los datos de los desaparecidos y muertos en la guerra civil y en la posterior y sangrienta dictadura del nacialcatolicismo de Franco.

Esta petición ya aplaudida por mi anteriormente y solicitada desde hacia mucho tiempo, ha dado en reconocer una realidad que puebla nuestro territorio geográfico y marítimo del estado español, la de vivir encima de un cementerio con miles de muertos enterrados o fondeados en fosas comunes.

Cada día vemos, como asociaciones, colectivos y familiares, se están encargando de facilitar toda la información que Garzón necesita, así mismo, ciertas instituciones también facilitan los datos y documentos que el juez solicita, pero siempre hay estamentos que se resisten a cumplir la Ley y el requerimiento de quien ostenta la justicia en un estado de derecho como el que disfrutamos desde hace casi 30 años.

Pues bien esos estamentos que objetan de cumplir la Ley, son los mismos que convivieron de manera idílica y de privilegios con el dictador, los mismos que niegan sus atrocidades por tanto tiempo bendecidas y justificadas, así mismo los herederos del franquismo se empeñan en que los muertos de España, sigan siendo olvidados en las cunetas y campos de nuestro país, los mismos que profesan una Fe de perdón y caridad, son los que niegan la localización, exhumación y recuperación de la dignidad de aquellos que fueron muertos y asesinados, con el único delito de defender la libertad y la democracia, de la que tanto sus asesinos han disfrutado durante todos estos años.

Creo que la Iglesia, debe cumplir la Ley y el mandato de Garzón y facilitar toda la documentación que obra en su poder, así mismo las instituciones tienen que poner los medios para poder llevar a cabo las exhumaciones e identificaciones de los asesinados en esa monstruosa memoria de la vergüenza que tiene España esparcida por sus pueblos y ciudades, ya que nuestra obligación como ciudadanos de bien es la de recuperar y honrar la memoria de aquellos que defendieron la dignidad de un pueblo y su libertad.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris