Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Obamarte

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 26 de septiembre de 2008, 08:56 h (CET)
Marte es tanto el planeta rojo como el dios de la guerra. Los EEUU están obsesionados con ambos. Quieren ser la potencia que lidere la exploración hacia dicho mundo y han liderado las 3 principales guerras internacionales que en la última década se ha dado en este mundo.

Los dos partidos estadounidenses apoyaron esas intervenciones militares. Los demócratas con Clinton se enfrentaron a Serbia y luego secundaron a los republicanos a invadir Afganistán e Iraq.

La diferencia entre ambos es que McCain quiere acentuar la dureza, plantea poder quedarse hasta un siglo en Iraq y contempla atacar Irán. Obama, en cambio, postula replegarse de Iraq y agotar todas las vías diplomáticas para lidiar con Irán o Venezuela.

A pesar que Obama pareciera querer tener una política exterior menos influida por las artes marciales, él promete mandar más tropas a Afganistán y poder bombardear Pakistán, aunque su gobierno no lo apruebe, pues dice que la caza de Bin Laden justifica el unilateralismo.

El arribo de un nuevo presidente negro y de raíces mahometanas podría atraer iníciales expectativas dentro de un billón de musulmanes, pero seguirse negando a negociar parte de Jerusalén con los árabes y, sobre todo, incursionar en Pakistán, podrá hacer que el dios de la guerra siga dominando a EEUU y también a los nacionalistas islámicos.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris