Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Noticias Ciudadanas X   -   Sección:   Opinión

¡Burbuja, ay! Hayla

Hiroit
Hiroit
@hiroit
jueves, 25 de septiembre de 2008, 08:55 h (CET)
Es bastante exacto que no hay enfermedades sino enfermos debido principalmente a la vinculación determinante de ambos. De la misma manera aprendí a no confiar en los sistemas políticos o sociales, capitalismo, comunismo, feudalismo, sindicalismo, etc. más eficaz analizar a capitalistas, comunistas o señores feudales que hoy reverdecen aunque parezca increíble. Tampoco puedo olvidar lo que dijera el ignorante de Platón cuando calificó a la “Política” como “la más noble de las artes” y reitero mi admiración por intelectuales y pedagogos modernos como Rodríguez Zapatero o Pepín Blanco. Como el primero recomienda a sus condotieros pedagogía… a ella vamos.

Vamos a demostrar que nuestro brillante Presidente y su homotético, inverso naturalmente, Presidente Bush, están fabricados de la misma madera aunque con riego de diferentes viñedos. Y ellos sin enterarse y por eso no se aman.




“¡Tachados!” Hiroit. 2008; (Museo particular)

Vamos a mostrar que sus comportamientos ante la crisis mundial, que nuestro prócer “prime” y el gigante Bush “subprime” son muy semejantes. Pero antes un repaso pedagógico a la crisis, inexistente o no, que tal cosa ya no importa.

Durante muchos años los muy bajos tipos de interés hizo que los Bancos vieran sus ingresos como poco menos que despreciables. A alguien se le ocurrió en América no asaltar Bancos sino asaltar ciudadanos que importaba menos riesgo. Préstamos hipotecarios muy arriesgados (mayor interés a cobrar por tanto) a un cliente denominado ”ninja” (no job, no income no assets) a desgraciados casi, vamos. Los créditos se concedían con donosura liberal por un valor superior al de la casa hipotecada asumiendo que en pocos meses la casa valdría mucho más ¿Les suena la burbuja inmobiliaria también en España? Las hipotecas “prime”, las fetén y la avalancha de negocio con hipotecas basura, “subprime”. Como el negocio era grande y se les acababa el dinero en caja había que acudir a Bancos extranjeros que para eso sirve la “globalización” que tanto gusta a los Presidentes. Así que el dinero que has ingresado en tu Caja o Banco esta mañana puede llegar a USA por la tarde y cuyo “ninja” no sabe de donde le llega el dinero ni tú a dónde va. Entrar en qué trucos se inventaron los Bancos para que este trasiego no afectara el cumplimiento de las Normas de Basilea, sería enojoso y largo. Baste decir que a través de la escabrosa y oscura “Titulización” se enmascaran buenas y malas hipotecas. Unos pocos años atrás el ingreso de entidades no Bancarias en Bolsa facilitarían la burbuja. El Mercado Interbancario deja de prestar dinero para rellenar agujeros y los Bancos al no dar créditos ni hipotecas caen en picado y desciende su cotización en Bolsa. Y así seguirá rodando cuesta abajo la bola de nieve hasta que estalle junto a algún muro.

Parece que el primer muro, inyección de dinero de manera bestial, socialización de pérdidas (en USA y España), no parece definitivo y además poco ético que diría el cretino de Aristóteles. Los que jugaron a hacerse fortunas, (y vaya que lo consiguieron), con los ahorros de los hipotecados, más o menos “ninja, piden auxilio al más brillante Presidente marxista de Gobierno que ha tenido España que aún sueña con ser el primer Presidente de un Gobierno marxista. La nimia diferencia entre las políticas de salvamento en USA o España es que aquí nadie va a ir a la cárcel. Los sindicatos siguen ausentes tanto como la patronal que hasta se puede volverse marxista con tal de que no les reclamen la fortuna mal habida. El Tribunal Constitucional y los Albertos han hecho parte del limpio trabajo de maquillaje y ablandamiento de la sociedad española que ya no cumple su labor de sanción social y admite cualquier desafuero.

Ayudan a esta descomposición social: Sebastián y sus 18 automóviles reconvertidos en vez de los 120 mil previstos. Garzón y sus miles de esqueletos de la Guerra Civil pero sólo de un bando (descontados los de fuego amigo da las bandas republicanas del PSOE y demás descontrolados) mientras sus neuronas de faisán siguen bloqueadas y amnésicas. La Universidad del País Vasco tecnificando el terrorismo y las togas reparando su propios y ajenos errores esperando de la mano de los políticos un ascenso. Si no hay nada que decir siempre quedará meterse con Federico Jiménez Losantos, lacra del periodismo honesto de pensamiento dócil, sumiso y manufacturado por la política a los altares de la Tertulia Televisiva donde cobrarse la fatiga de la virtud, valor, decían, los romanos, de la virtud mostrada aunque perdida. Ejemplos en todas partes.

Los especuladores que cenan tan a menudo con los Presidentes de los Gobiernos del mundo esperan que los ciudadanos no sólo paguen sus deudas sino que no reprueben sus acciones. En USA, ya 800 Compañías no pueden cotizar en Bolsa y quienes se pegaban un tiro el año 29 del siglo pasado ahora, pocos, quizás vayan a la cárcel. Aquí, la España diferente, no tiene límites con Poder Judicial que parece hoy cotizar en Bolsa. John Law, genio de las Finanzas (hasta para la Encyclopedia Británica, como Solbes y Sebastián, emitió papel, acciones de la Compañía de las Indias explotadora del oro de Luisiana, territorio existente no así su oro, con lo cual el resultado fue tan previsible como desastroso. Las grandes empresas, que Galbraith nomina en su libro sobre la “euforia financiera”, han sido estudiadas pero no prevenidas y el hombre repite el error. Es inevitable: desastre de muchos y fortuna de unos pocos. Yo espero que, si no Bush, Zapatero les meta en la cárcel y sólo les deje para vivir una modesta pensión. Soy un iluso.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris