Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Con la crisis... ¡También podemos!

Paco Milla
Paco Milla
jueves, 25 de septiembre de 2008, 08:55 h (CET)
Dudé, sobre si poner como título con o contra, pero los matices sobran cuando no son necesarios y este es uno de esos casos.

Aunque por lo visto y/u oído, hay quien dice que las crisis son buenas cíclicamente, como los huracanes, porque parece ser, que barren la porquería no recogida en tiempos de bonanza. El problema es, que esa porquería, quizás sea necesaria para que algunos coman.

Cuando nos llega un enemigo (profusamente anunciado, eso si) deberíamos preocuparnos por saber, cuanto mas mejor sobre él: (origen, causa de la rebeldía y forma de solucionar el problema).

Pero ¿para que darle importancia a una minucia? Ya llegará y cuando ocurra, le damos dos pases de pecho y a otra cosa. (Forma de pensar “tipical spanish”).

Nos dicen que proviene de unos países que se unieron para ser mas fuertes, mientras que nuestra estrategia fue justamente la contraria: dividirnos para ser mas débiles y pelearnos por que autonomías han de llevarse el poco pan disponible. Ya de entrada, empezamos mal. ¿Estrategia equivocada, quizás?

¿Excesivos gobiernos regionales, diputaciones, “disputaciones” ministerios, subministerios, delegaciones, personas al frente, asesores de personas al frente, cuñados, primos, conocidos, deudores de favores, politiqueos provincianos, rencillas de rancias memorias, etc.

País que puede con esto...¡puede con todo! El tiempo lo dirá (¿o ya lo está diciendo?)

En cualquier caso, saben ustedes que me he propuesto afrontar este blog con humor ( la seriedad ya no está de moda y aburre) así que les envió una posible solución a esta maldita cri...piiiiiiiii que nos ha cubierto con su opaca manta y que a saber, cuando nos dejará ver el sol, o la luz al final del túnel, que dicen los mas profundos.

Átense los machos porque la solución es esta:

Colóquense frente a ella, mueva su izquierda, urgiendo al arbitro que ocupe su lugar de forma que el combate comience cuanto antes, deje que ella muestre sus habilidades, que se enseñe y ensañe, que intente dañar nuestra autoestima (sin perder los nervios), acepte que los demás la aplaudan, permita incluso que sobreactue y cuando por fin se decida a atacarnos... sea implacable. Pero eso si... ¡sin compasión!

Llegar, ver, vencer y marchar... ( otros lo dijeron en latín, pero yo se lo doy traducido)

¿No les queda claro el mensaje? Pues, como se suele decir que una imagen vale mas que mil palabras, por el mismo precio, se lo voy a dar “imaginado”.

Ignoro si el video les parecerá bestia. A mi, no. Ya me perdonarán.

http://es.youtube.com/watch?v=dLiQz5ZJj5I

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris