Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El Papa de la era global

Jesús D. Mez Madrid
Redacción
jueves, 25 de septiembre de 2008, 09:29 h (CET)
El balance de las visitas de Benedicto XVI a diversos países (Estados Unidos, Australia, Francia) fueron muy positivas en el terreno político, social y pastoral. La figura del Papa ha salido muy fortalecida por sus gestos y discursos en las naciones: la más poderosa de la tierra, la más lejana, la más laica, donde fue recibido no sólo con afecto, sino en ocasiones con entusiasmo, en su condición de líder espiritual de alcance universal. El Pontífice expuso con toda claridad ante el presidente Bush y en la sede de Naciones Unidas cuál es el punto de vista cristiano sobre las relaciones internacionales, con especial énfasis en la prioridad de la diplomacia y en Francia ha argumentado acertadamente sobre la fe y la laicidad. Transmitió también un mensaje firme sobre la necesidad de reforzar los valores morales.

Benedicto XVI ha ofrecido lo mejor de sí mismo en todas estas intensas jornadas. Rompe así, una vez más, el tópico interesado sobre un Pontificado de transición y cerrado a los nuevos tiempos. Muy al contrario, el Papa utiliza su excepcional capacidad intelectual para adaptar el mensaje de Cristo a los retos de la era global.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris