Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Detrás del Sida

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 25 de septiembre de 2008, 09:29 h (CET)
En la Ciudad de México se han congregado los Ministros de Salud y Educación para frenar la lacra social del sida, en Latinoamérica y el Caribe. En el acontecimiento, delegados del área caribeña resolvieron introducir el impulso de la abstinencia antes del matrimonio y de la fidelidad después de los esponsales, como fórmula para luchar contra la expansión de las enfermedades de transmisión sexual; la proposición fue impugnada para favorecer la difusión del preservativos y otras prácticas anticonceptivas.

¿Por qué las trabas a la abstinencia y fidelidad, como forma de combatir la plaga de las infecciones sexuales, cuando es el inmejorable método, cien por cien seguro? La respuesta se encuentra, no en las interioridades de la política hospitalaria, sino en el enfoque de la sociedad sobre sí misma y su adolescente población.

A lo largo de la historia, el ser humano ha instruido a sus benjamines en la disciplina de modo que se tornaban en personas adultas. Sin embargo, durante los últimos años, la sociedad ha preparado a sus hijos, no para que consigan ser mayores, sino para que sean adolescentes perennes, incapaces de fortificarse como hombres.

Esto se evidencia en la conducta de los muchachos que son mezquinos, regidos por arranques hacia la pesquisa del deleite individual. En los chavales ya no sirven los cachivaches, sino las drogas; ya no sirven los esféricos, sino el alcohol; ya no sirven las golosinas, sino el sexo.

¿Quiénes ganan? Los fabricantes de condones, los traficantes de narcóticos, las destilerías etílicas, que se enriquecen con el apasionamiento sexual, y también los negocios entregados a la obscenidad que, según Forbes, zarandean sesenta mil millones de dólares, todos los años y, como final del calvario, los chiringuitos abortistas, como Planned Parenthood, que florecen con unas ganancias superiores a los 700 millones de dólares.

De ahí la sandez de los Ministros de Salud y Educación al obstaculizar el impulso de la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad después de los esponsales, porque su interés real no es la felicidad de los adolescentes, sino apartar de ellos todo tipo de equilibrio personal. Propagan el preservativo y el comprimido del día después, porque estos hábitos ofrecen "placer sin consecuencias", mientras que la abstinencia y la fidelidad exige disciplina y arrojo, que la juventud actual rehúsa. Si se educara a los adolescentes, éstos se fortalecerían, lo que haría más espinoso manosear sus querencias en el consumo. Como resultado, la especulación de los fabricantes de condones, los traficantes de sulfamidas, los lucros atañidos al sexo y las bebidas etílicas, no disfrutarían de las millonarias ganancias que vienen alcanzando.

El presidente de Uganda logró que la población se sensibilizara logrando que el 93 por ciento de los ugandeses mudaran su práctica sexual para enfrentarse al sida. El ABC se asienta, según "Uganda´s Demografiphic and Health Survey, en A) abstinencia, B) fidelidad y C) castidad".

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris