Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Tónica deportiva   -   Sección:  

Guti, el acosado

Toni Castro
Toni Castro
miércoles, 24 de septiembre de 2008, 07:01 h (CET)
Ser futbolista de primer nivel significa ganar mucho dinero, tener fama y posible éxito con bellas mujeres. Esa es la cara más amable de lo que supone el mundo del fútbol. La cara menos amable, para muchos, es que les paren por la calle constantemente para saludarles o que les pidan cientos de autógrafos cada día; en definitiva, la evidente perdida de intimidad. Pero la cara verdaderamente dramática de ser un futbolista reconocido es que te conviertes sin quererlo en una víctima potencial de perturbados, atracadores o secuestradores.

Los secuestros o intentos de secuestros de futbolistas y familiares son relativamente frecuentes. El propio Alfredo Di Stéfano o Quini fueron raptados. Y Romario, Jorge Campos o Riquelme sufrieron secuestros de familiares. Por desgracia el convertirse en una figura mediática conlleva exponerse a peligros como recibir amenazas de algún desequilibrado. Ese drama lo ha padecido estos días el futbolista del Real Madrid, José María Gutiérrez ‘Guti’.

El centrocampista de 32 años ha vivido estos últimos meses un auténtico acoso que a punto ha estado de desembocar en una agresión. Al parecer, Guti conocía a su supuesto acosador, el boxeador Jorge Muñoz, desde hace tres años. El popular futbolista le había apoyado públicamente para que pudiera hacer realidad su sueño de boxear oficialmente, algo que las instancias oficiales no le permitían por su sordera.

Parece que este púgil no quedó satisfecho con la ayuda que Guti le ofreció y decidió emprender una campaña de acoso y amenazas contra el futbolista y su familia. Jorge Muñoz envió correos electrónicos amenazando al jugador, a sus hijos y a su familia, en los que demostraba que conocía a la perfección los horarios, los centros escolares en los que estudian sus hijos e incluso lugares a los que suele ir la mujer del futbolista, Arancha de Benito. Esta situación llegó a su punto máximo este sábado por la tarde cuando el perturbado consiguió superar con su coche la barrera de seguridad de la Ciudad Deportiva de Valdebebas y persiguió al futbolista por el recinto deportivo.

Los vigilantes dieron la voz de alarma y, tras provocar un altercado con accidente de coche incluido y propinar un fuerte puñetazo al primer miembro de seguridad que acudió a retenerle, consiguieron reducir a esta persona sin que Guti sufriera daño alguno. El futbolista del Real Madrid presentó la correspondiente denuncia y el juzgado de guardia ya le ha dictado una orden de alejamiento. Pero tal es la desconfianza del club, que ya ha puesto a dos guardaespaldas a disposición de Guti y su familia.

Ojalá el segundo capitán madridista pueda olvidar pronto este dramático episodio que forma parte del lado oscuro de lo que conlleva la fama. Que lo peor del fútbol pueda quedar en las lesiones como la rotura fibrilar que se hizo el domingo y que lo mantendrá 15 días de baja. Ojalá estas pequeñas lesiones fuesen lo peor del fútbol.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris