Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Última reflexión sobre la crisis

Mario López
Mario López
sábado, 20 de septiembre de 2008, 22:35 h (CET)
Si no todos, al menos muchos teníamos la absoluta certeza de que la Reserva Federal salvaría a AIG de la bancarrota. La pena es que no haya actuado de igual forma con los diez millones de familias americanas de clase media que sí han caído en la bancarrota, tras sufrir un progresivo y agónico endeudamiento. Espero no resultar impertinente, demagógico o demasiado rojo si recuerdo que la Reserva Federal se nutre con los salarios de todos los ciudadanos de clase media de Estados Unidos. En nuestro país –perdónenme el atrevimiento de llamarlo nuestro, señores Botín y compañía- empresas como Martinsa han ido a la quiebra o, como se dice ahora, a concurso de acreedores. Su propietario, Fernando Martín, hace unos días hizo un depósito de cinco mil millones de euros en un banco suizo y, presumiblemente, recibirá ayudas de nuestro gobierno –perdóneme el atrevimiento de llamarlo nuestro, señor Martín- para que prosiga sus muy beneficiosas actividades de inmediato. Cientos de miles de familias españolas y de inmigrantes que hace unos años fueron beneficiados con generosas hipotecas por esa institución solidaria, piadosa y humanitaria como ninguna otra, a la que llamamos banca, hoy se han quedado sin casa, sin hipoteca y han tenido que devolver el 30 % de la entrada que en su día depositaron para firmar tan beneficioso y justo contrato de compra-venta. Gracias a esta desdichada situación de las familias trabajadoras de esta tierra, los bancos se han embolsado una media de cuatro millones de las antiguas pesetas por contrato. No está nada mal. Hoy la banca ha tenido una pequeña dificultad y ha llegado el BCE y les ha inyectado unos dineros para que vuelvan a sonreír los señores accionistas. Espero no resultar impertinente, demagógico o demasiado rojo si recuerdo que el BCE se nutre con los salarios de todos los trabajadores europeos.

Por estos pagos, a medida que la crisis va avanzando, haciendo a la clase media cada día más pobre y a la oligarquía cada día más rica, los poderes del Estado español se dedican a estrechar el cerco sobre el nacionalismo vasco y a endurecer las penas para delincuentes mediáticos, al no tener otra cosa mejor que hacer. No me parece nada mal que se extreme la vigilancia de los pederastas, pero hecho en falta el mismo celo en la persecución del crimen organizado, de los especuladores y de los paraísos fiscales. Claro que igual soy yo el que estoy equivocado y va a resultar que el daño causado por un etarra es superior al sufrido por diez millones de familias en la bancarrota. Me parece muy bien que al sistema político que estamos padeciendo se le quiera llamar democracia y que se nos quiera convencer de que disfrutamos de un Estado de derecho. Ahora sólo hace falta que la democracia y el Estado de derecho sean una realidad. Y espero que esto ocurra antes de que la clase media conozca la esclavitud.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris