Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Estado de excepción en Euzkadi

Mario López
Mario López
sábado, 20 de septiembre de 2008, 07:39 h (CET)
En 1978 Euzkadi vota en contra de la Constitución. A pesar de ello, Euzkadi la acepta sin que nadie legalmente le pueda obligar a hacerlo. Durante el Gobierno de Calvo-Sotelo, una parte de ETA renuncia a la lucha armada y se incorpora a los partidos Euskadiko Eskerra y Herri Batasuna.

Desde entonces y hasta hoy mismo fracasan todas las negociaciones con ETA para alcanzar el final del terrorismo. En los últimos años se han ido ilegalizando todos los partidos e izquierda vascos, empezando por Herri Batasuna para acabar hoy mismo con ANV. Producto de esta demencia represiva, existen pueblos en Euzkadi gobernados por alcaldes que apenas han obtenido un voto y que tienen a todo el pueblo en contra. Durante los treinta años que llevamos teóricamente en democracia se hacen unos tímidos intentos de acercamiento de presos vascos a Euzkadi. Al lehendakari Ibarretxe se le niega el derecho a dialogar con los ciudadanos vascos de izquierdas, al punto de llevarle hasta los tribunales acusándole de amparar a los terroristas. En los dos últimos años se prohíbe la manifestación que desde el inicio de nuestro periodo supuestamente democrático han venido realizando las gestoras pro amnistía. Se prohíbe de manera kafkiana y por unanimidad del TC la consulta no vinculante que el lehendakari quiere hacer a su pueblo para saber cuál es la opinión mayoritaria de los vascos sobre el final negociado de la violencia y la posibilidad de establecer otro tipo de relación con el Estado central. Si esto no es un estado de excepción yo son la prima gemela de San Sadurní de Noya. Franco no lo hubiera hecho mejor. Qué razón tenía cuando dejó dicho aquello de que “todo está atado y bien atado”. Ahora, me pregunto yo: ¿para cuándo vamos a dejar los españoles la construcción de un Estado democrático? Porque no consiento que se me conteste como hizo en televisión Ruíz-Gallardón: "los españoles podemos dar a conocer nuestra opinión en las elecciones generales y las autonómicas. Ahí está la soberanía popular". Es decir , que no podemos opinar otra cosa que quién nos va a dar por detrás cada cuatro años. Vale. Existe mucha literatura en la que se justifica el tiranicidio y yo no veo que el sistema que nos gobierna tenga mucho que envidiar a un tirano cualquiera. De estos lodos...

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris