Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Águilas de la diplomacia española!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 19 de septiembre de 2008, 08:11 h (CET)
¡Menos mal! No nos preocupemos por el contencioso entre EE.UU y las repúblicas socialistas (¿soviéticas?) de Venezuela y Bolivia, porque ha llegado el peace-maker, el gran intermediario que no dudamos que no tendrá ninguna dificultad en solucionar el conflicto entre dichas naciones. El señor Moratinos ha irrumpido en escena, con su gran bagaje que le avala como “desfacedor de entuertos” y su, bien ganada fama de “amigo de los americanos”; no sé si de los del sur, aquellos que se burlaron de SM el Rey y que después se volvieron a burlar del señor Zapatero cuando, después de la visita a España del señor Hugo Chávez, a los pocos días anunciaba a Botin que le iba a nacionalizar un banco. Pero es que, con los del norte, a pesar de sus esfuerzos y los del señor ZP para salir en la foto con el señor Bush, no han conseguido más que parecer un par de oportunistas a la caza de una foto para su colección particular; sin que, ni la Rice ni el señor Bush hayan demostrado el menor interés en tratar de nada con ellos ni tan siquiera de saludarlos. ¡Claro que cuando uno es un grosero y no se levanta en señal de respeto al paso de la enseña de un país amigo, no puede esperar que lo reciban sus mandatarios con la alfombra roja!

Pero es tal el desconcierto de nuestro Gobierno, son tantos los problemas que lo acosan y se encuentran tan solos ante la gran recesión en la que estamos comenzando a entrar; que buscan desesperados un apoyo, por escatimado que sea, donde apoyarse para intentar salvarse del sunami que se les viene encima. Si ya comenzaron a lanzar un SOS con sordina, aceptando a regañadientes el hecho incontestable de la crisis que nos está destrozando la nación y, si han intentado, vanamente, distraer al público sacando del cajón de los recuerdos la ley del aborto y la famosa eutanasia ( por cierto, un señor me ha criticado porque no soy partidario de que quede en manos de los médicos y los jueces el decidir sobre la forma en la que uno escoge morir, confundiendo el culo con las témporas, ¡léase mejor el artículo, amigo mío!), sin conseguir otra cosa que soliviantar a los que no aceptamos que tales crímenes se puedan ejecutar impunemente amparados por la ley; pero sin otro efecto entre los ciudadanos, que ven peligrar sus empleos, que no llegan a final de mes y que sus ahorros empiezan a entrar en los peligrosos números negativos, lo que, sin duda los conduce al aburrimiento de sentirse representados por un Ejecutivo inane. Ahora ven en el conflicto que se ha generado en América (sobre el que acabo de escribir comentando sus posibles derivaciones) una posibilidad de desviar la atención de todos aquellos que esperan impacientes que el Gobierno les tire un cable, intentando darle al infeliz de Moratinos un protagonismo que, sin lugar a dudas, le supera y está fuera de sus posibilidades.

¿Cómo un señor que se ha arrastrado a los pies de Mohamed VI, apoyando su descabellado plan sobre el antiguo Sahara español?, ¿cómo un sujeto que no ha reaccionado con contundencia cada vez que el rey alahuí ha reclamado Ceuta y Melilla?, ¿cómo un señor que ha dejado en la estacada a SM el Rey, al ponerle en la situación de tener que recibir, amistosamente, a un sujeto como Chávez, que le había puesto como chupa de domine ante todo el mundo, desde la TV de su país? O, ¿acaso no recordamos los españoles la “magnífica actuación” de nuestro ministro en el caso del secuestro del pesquero español por piratas, el pasado mes de abril, en aguas de Somalia? Pagamos el rescate, enviamos un barco de guerra (al que se le prohibió intervenir) y… se escaparon tan tranquilos, sin que se hiciera el más mínimo gesto para intentar capturarlos. Si, señores, será este señor el que pondrá cota a la palabrería de Chávez, la incapacidad de Morales para poner orden en casa y el enfado de los Estados Unidos por la expulsión de sus embajadores. Y, si no lo logra, no importa, porque habrá servido para que el Gobierno intente ganar tiempo que, en estos momentos ,es su mayor preocupación, sabedor de que su única tabla de salvación está en que pase la crisis lo más rápidamente posible, para que, cuando lleguen las elecciones del 2012, la ciudadanía, que siempre se ha caracterizado por su mala memoria (¿o será Memoria Histórica?) se olvide de los malos ratos pasados y los vuelva a votar para que acaben, de una vez, de destruir lo poco que ya queda de esta España irreconocible para cualquiera que la hubiera visto en tiempos del señor Aznar.

Moratinos nos ha dicho, hablando por boca de ganso, que el señor Hugo Chávez “no desea una escalada en la crisis con EE.UU”. Puede que tenga razón y sea así, pero a la vista del modo de expresarse del dictador venezolano, nadie diría que está en ello. Vaya, que si yo fuera el señor Bush, mi impresión sería que el bocazas de Venezuela está envalentonado y, precisamente, parece que lo que busca es provocar algún tipo de represalia por parte de los americanos para que le permita a Rusia involucrarse, ya que dicha potencia está jugando un peligroso juego de movimientos de material bélico, que debiera ser lo que de verdad preocupara al gobierno español. ¿O es que el señor ZP se inclinaría por el bando de sus amigos del Cono Sur en un hipotético conflicto en aquella región? No me extrañaría porque, por lo visto, el gafe de Zapatero, siempre escoge los “amigos” que menos nos convienen. Y si no me creen vean su paripé con el tema de la Alianza de Civilizaciones, poniéndose del lado de los mismos que fueron responsables de la masacre del 11–M, porque… ¿fueron los terroristas árabes los causantes del atentado, no?; no sea que ahora salgan y nos digan que fueron los de ETA.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris