Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Patrick Duddy y el Archivo del Terror

Nemesio Barreto (Paraguay)
Redacción
sábado, 20 de septiembre de 2008, 07:51 h (CET)
Antes de ser embajador de E.U en Venezuela, Patrick Duddy realizó su pasantía en Asunción, dirigiendo el “Servicio Informativo y Cultural” de la embajada de su país.

El 23 de diciembre de 1992, el señor Patrick Duddy, entonces director del “Servicio Informativo y Cultural” de la Embajada de E.U. en Paraguay, negó rotundamente que su país haya asesorado “ni recomendado o participado de ningún tipo de torturas ya sea en este país o en ningún otro”. Decía también que las acusaciones contra el Gobierno de los Estados Unidos de América era “un viejo alegato de los terroristas para justificar los ataques a los funcionarios norteamericanos destacados en el exterior”

Las pruebas publicadas por la prensa desmentían la tajante afirmación del señor Duddy de que el gobierno norteamericano no había tenido ninguna participación en la represión política en Paraguay. Varios documentos daban cuenta de que el coronel Robert K. Thierry había colaborado en el establecimiento de la oficina anticomunista en el ministerio del Interior (mayo de 1956) y en el entrenamiento del personal de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos (la Técnica), cuyo director fue, hasta 1992, el doctor Antonio Campos Alum. Para la primera quincena de aquel caluroso mes de enero ya no quedaba ninguna duda de que el gobierno norteamericano había asesorado a la policía de Stroessner en la represión política.

A las nueve de la mañana del miércoles 20 de enero de 1993 llegó a Paraguay el general Richard F. Timmons, Jefe de Comando Sur de los Estados Unidos (United States Southern Command), y una hora más tarde, acompañado del embajador Jon Glassman, se entrevistó con el general Andrés Rodríguez, entonces presidente de la República.

¿A qué vino el general Timmons? Había elecciones pendientes en Paraguay (que le llevaría al poder a Juan Carlos Wasmosy) y también en Bolivia, que en junio de 1993 le llevó a la presidencia a Gonzalo "Goni" Sánchez de Lozada. Tampoco faltaron especulaciones sobre quién le enviaba al misterioso general Timmons a Paraguay, atendiendo que el día de su llegada, George Bush (padre) entregaba el poder a Bill (William) Clinton. Se dijo también que el general Timmons, acompañado de Glassman y Duddy, habría visitado el Archivo del Terror (1) en horas de la noche para verificar documentos que pudieran comprometer a su país en técnicas de tortura. Estos rumores fueron desmentidos, como era de esperarse. Lo cierto es que los norteamericanos tenían interés en el archivo secreto de la policía de Stroessner. Así, 21 de febrero de 1993, la Corte Suprema de Justicia junto con el Ministerio Público firma un convenio con la Agencia para el desarrollo internacional (A.I.D) de la Embajada de los Estados Unidos (USAID). Posteriormente, el 26 de marzo la Corte Suprema de Justicia dicta la Resolución Nº 81, en virtud de la cual se nombran a los directores y al equipo para la realización de los trabajos en el marco del convenio firmado con USAID. Cuando en 1997, a raíz de una documentada denuncia, el Ministerio de Relaciones Exteriores abrió un sumario (DGPEX Nº 07/97) sobre la posibilidad de exigir indemnización al Gobierno de los Estados Unidos de América, Patrick Duddy ya se había marchado, recalando primero en Bolivia y luego en Venezuela, de donde fue expulsado recientemente por el presidente Hugo Chávez.

____________________

1) El Archivo del terror conserva documentos de la policía secreta de la dictadura que incluye: Fichas de detenidos. Informes confidenciales. Pedidos de búsqueda. Declaraciones Indagatorias e informativas. Controles a Partidos Políticos de Oposición. Controles a Grupos Estudiantiles. Controles a Sindicatos. Controles de Entrada y Salida del País. Controles Telefónicos. Vigilancia Domiciliaria. Notas Varias al Jefe del Dpto. de Investigaciones. Publicaciones Periodísticas. Fotografías. Libros de Novedades de la Guardia. Documentos de Identidad (Cédulas y Pasaportes). Casetes con grabaciones de paneles, conferencias, discursos, programas radiales, etc. Estos documentos del “Archivo del terror” ilustran bastante bien de qué asuntos se ocupaban los militares y las “fuerzas del orden”. Tras el golpe del 3 de febrero de 1989, el Departamento de Investigaciones quedó a cargo de los militares, más exactamente a cargo del general Felicísimo Segovia Boltes, ex Ministro de Defensa. Según el Centro de Documentación y Archivo, más conocido como “Archivo del terror” (CDA, Mflm nº 0001347F-49), el ex Jefe de Investigaciones, Pastor Milciades Coronel fue detenido el 9 de febrero de 1989. Por consiguiente, el archivo secreto de la policía represiva de Stroessner desapareció estando en poder de los militares. Los documentos del “Archivo del terror” reaparecieron el mismo día que el Ministro del Interior ordenó la clausura de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos, más conocida como “La Técnica”, regenteada por el temible “doctor” Antonio Campos Alum. Siempre llamó la atención el hecho de que este “organismo de muerte” siguiera funcionando hasta casi cuatro años después de la caída de Stroessner. Y más llamativo aún es el hecho de que “La Técnica” fuera clausurada apenas cinco horas antes del hallazgo de los documentos que hoy se conservan en el Centro de Documentación y Archivo, en el Palacio de Justicia. Era el 22 de diciembre de 1992, faltaban sólo cinco días para las elecciones internas del Partido Colorado. Ahora bien, desde entonces una curiosidad sigue flotando en el aire: ¿era pura coincidencia la clausura de “La Técnica” y el hallazgo del “Archivo del terror” en los días previos a las elecciones internas de la Asociación Nacional Republicana? ¿Con qué fin los militares conservaron el “Archivo del terror” durante tres años, diez meses y diecinueve días? © NBM

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris