Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Artículo de Dª Esther Esteban

Eduardo Serrano
Redacción
martes, 16 de septiembre de 2008, 08:43 h (CET)
He leido su artículo sobre el Nuevo Consejo General del Poder Judicial, la felicito por su contenido; cerca de 40 años de servicio a la Administración de Justicia- soy Magistrado en la Sala de lo Social de Oviedo y Catedrático de D. Civil, me permiten afirmar: a) Salvo el primer Consejo elegido por los propios jueces, todos han sido partidistas ; b) el que ahora cesa ha sido el peor de todos, han manipulado todo tipo de nombramientos y elegido siempre a los de su grupo; c) los no asociados- que somos el 50% de la Carrera Judicial no hemos contado para nada; d) yo mismo que aspiré en varias ocasiones ir al Tribunal Supremo lo padecí en mis carnes; incluso gané una sentencia en el Tribunal Supremo que anuló dos nombramientos de la Sala 4ª y tuvieron la desfachatez de volver a nombrarlos, incumpliendo la sentencia que les obligaba a que explicasen por qué no me nombraban a mi, que era el más antiguo de los solicitantes.

Nada cambiará con estos nuevos Vocales; por cierto me permito sonreir en relación la “conocida competencia jurídica” a la mayor parte de los nombrados; ¿que han publicado, qué sentencias han puesto, dónde han prestado servicios.

Le reitero mi felicitación por su artículo.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris