Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Del robo para la corona a los maletines sacros

Luís Agüero Wagner
Redacción
martes, 16 de septiembre de 2008, 07:49 h (CET)
De la mafia de los maletines a los maletines sacros parece haber sido el cambio en Paraguay, donde la inmaculada honradez del nuevo gobierno parece ser un dogma de fe equiparable al de la Santísima Trinidad.

Mientras con gran estruendo Fernando Lugo anunció que renunciaba a cobrar su sueldo de 16 millones ( poco menos de 4 mil dólares) como presidente, aumentaba a un millón de dólares el monto de sus gastos reservados.

Para colmo, uno de los cercanos colaboradores del obispo, Miguel López Perito, amenazó con la cárcel a quien pretenda indagar en el uso del millón de dólares del obispo de los pobres. En tanto López Perito formulaba sus insólitas amenazas, cobraban estado público sus veleidades amorosas y su disipada vida, ya que la residencia donde se ha mudado recientemente con una de sus amantes se ha convertido en punto de encuentro de los más conspicuos consumidores de cocaína en el mundillo de la farándula asuncena.

Al intento de ocultar el uso de los gastos reservados se suma ahora la pretensión de ocultar las fabulosas sumas de los gastos sociales de Itaipú.

Ver: http://www.lanacion.com.py/noticias.php?not=203333

Señala la crónica que "El Partido Patria Querida (PPQ) criticó ayer la "complacencia" del presidente Fernando Lugo con Carlos Mateo Balmelli, quien sostiene que los gastos sociales de Itaipú no pueden ser controlados, por lo que señalaron que el hecho "llama poderosamente la atención" y se ratificaron en no dar acuerdo alguno a ninguno de los directivos propuestos para Itaipú y Yacyretá, Mateo y Carlos Cardozo, respectivamente. Fue durante conferencia de prensa en el local partidario, donde se lanzó la campaña de "Acceso a la Información Pública", que apunta a la "transparencia en todos los estamentos"

"En este tema de la transparencia de Itaipú le vemos complaciente con el discurso de Mateo Balmelli al presidente Fernando Lugo. Nos llama poderosamente la atención ese hecho, ya que ha sido su principal bandera durante toda la campaña, espero que tenga relación a esa fortaleza a la transparencia que le dio durante su campaña. Ahora, Lugo está muy complaciente en esto", dijo el líder de la bancada del PPQ del Senado, Miguel Carrizosa.
"Vamos a dar acuerdo a los directores de entes y a aquellos funcionarios que cumplan o que expresen su voluntad en hechos como los que había prometido en la campaña electoral", dejó por su parte en claro la senadora Acha.

A renglón seguido, y "ayudándole a recordar a Carlos Mateo", exhibió varios titulares de los diferentes que medios de prensa escrita, en los cuales Mateo sostenía que los gastos sociales deben ser controlados

El único personaje con suficiente coraje para salir a defender el secreto de los gastos fue, como era de esperarse, el archi-corrupto ex presidente Wasmosy, quien merced al tráfico de influencias durante la dictadura y con sus acciones en la Empresa Constructora Minera Paraguaya (ECOMIPA) se integró al Consorcio de Empresas Constructoras Paraguayas (CONEMPA), la que en Itaipú facturó por un total aproximado de 1.600 millones de dólares.

Wasmosy es recordado por la afición paraguaya por haber precipitado con las medidas de su gobierno, como la autorización para auxilio irregular por 22 millones de dólares al Banco Desarrollo, en julio de 1996, siendo que esta entidad se encontraba en quiebra técnica, una quiebra y descalabró en efecto dominó de toda la banca nacional del Paraguay.

El pacto de gobernabilidad fue otra de las hazañas de este defensor de gastos ocultos, y consistió en repartijas de efectivo y cargos, y gracias a él se facultó en el congreso a resarcir a los ahorristas de las entidades financieras intervenidas, liquidadas judicial o extra-judicialmente. La ley 797/95 garantizó la devolución de hasta 100 salarios mínimos mensuales por su cuenta, lo que derivó en alteración de balances para diferir pérdidas y en una repartija caótica de dinero a manos llenas. Muchos políticos que no era ahorristas accedieron así a dinero del Banco Central del Paraguay.

El poderío económico de Wasmosy y su grupo multimedia son tan poderosos que los maletines que recibía durante su gobierno de Rubén Fabdala son tan sacros como los que en el actual gobierno pueda recibir el obispo Lugo.

Como resultado de sus actividades, Wasmosy quedó entre los primeros dueños de fortunas malhabidas de Paraguay, con unos 1.400 millones de dólares, aunque sólo reportó bienes por valor de 7,1 millones en agosto de 1998.

Hay que decir en defensa de Wasmosy que no es el iniciador de tal metodología de progreso económico en el Paraguay, dado que los negocios ocultos son una tradición de vieja data en los gobernantes paraguayos. Ya a principios del siglo XX el cónsul inglés Gosling informaba a Londres sorprendido que en el Paraguay "robar al estado no se considera, bajo ninguna circunstancia, como un robo".

Con esa saludable y liberal filosofía el dictador Stroessner logró acopiar activos por valor de USD 2450 millones.

También es una tradición que los sucesores se apropien de la fortuna del antecesor, y por ese mecanismo gran parte de la fortuna de Stroessner pasó a las cuentas de Andrés Rodríguez, Humberto Garcete, Lino Oviedo, Gustavo Saba, Antonio Sacarello, Antonio Zucolillo, Diógenes Martínez y otros en repartijas de hienas, cuyos detalles nunca investigó la justicia. De igual manera y por traspaso del mando, el grupo Rodríguez-Saba quedó con Bancopar donde Gustavo y Graciela Stroessner con su marido Manuel González Llamas no recibieron siquiera las gracias, mucho menos compensación monetaria. Canal 9 TV Cerro Corá de Gustavo Stroessner y Mario Abdo Benítez pasó a control de Gustavo Saba-Mirtha Rodríguez en igual calidad, botín de familia.

La discreción en las cuentas presidenciales había permitido a Stroessner hacerse de su propio banco, BANCOPAR, donde tenía participación del grupo español Garriba Nogués, propietario del Banco Español de crédito. El banco prosperó generando empresas satélites como Financopar y la Sociedad de Ahorro y Préstamo Hogar Propio S.A., además de un canal de traslado de divisas off shore en Gran Caimán, el United International Bank. No se conoce si fue compensado Garriga Nogués.

Con las cuentas secretas Stroessner también logró convertirse en dueño de hoteles, empresas aseguradoradoras, 3 edificios de apartamentos en Buenos Aires, 3 en Punta del Este, 1 en Miami, varias estancias y cuentas bancarias en Suiza. De éstas, sólo a nombre de Gustavo Stroessner figuraban 300 millones de dólares.

Siempre gracias a la discreción en las cuentas, Alfredo Stroessner hijo a su vez se asoció con Jorge Antonio, ex financista de Juan Domingo Perón, cercano de Carlos Menem y conectado al chileno Jorge Alcaíno Báez que operaba con el cartel de Medellín. Estrella de Mar SA era parte del consorcio Ventura-Puerto Madryn.

El grupo Ventura, además de casinos y casas de cambio se dedicaba a traficar cocaína bolviana en latas de langostinos y camarones con destino a la costa este de Estados Unidos.

El cartel de Medellín alimentó con la droga la ruta argentina y durante varios años operó con el BCCI, uno de los bancos célebres en el mundo de las drogas y armas, además de por sus vinculaciones al hoy célebre Osama Ben Laden.

También fue el banco operante de la sociedad Stroessner-Antonio hasta que norteamericanos e ingleses cancelaron sus operaciones en 1991, y por masivas transacciones ilícitas y lavado condenaron al manager general del equipo, Gaith Pharaon.

De todas maneras, gran parte de estas fabulosas fortunas quedaron en poder de la familia Stroessner, que las invirtió en parte para lograr el triunfo del obispo Fernando Lugo en las elecciones paraguayas del 20 de abril.

No puede negarse que nuestro super héroe, que en lugar de capa usa sotana como escudo que lo hace invulnerable, sabe ser agradecido y coherente, pues hoy no sería nada sin las cuentas ocultas. No le queda más remedio que defenderlas.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris