Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

A vueltas con la religión

Mario López
Mario López
lunes, 15 de septiembre de 2008, 05:14 h (CET)
Vamos a ver, yo en esto de las religiones no estoy muy ducho, la verdad, pero lo que tengo claro es que al ser humano le ha costado dos mil años –contados desde la irrupción estelar del hijo de Dios en el viejo continente- llegar a establecer una conexión inalámbrica mundial a través de la cual puedes enterarte al instante de que tiempo hace en Lesotho, quién ha marcado el último gol de la jornada de tercera división regional de Kyrgyzstan o de la extraordinaria variedad de traseros que proliferan por el ciberespacio.

Bien, pues a la religión católica le ha costado el mismo tiempo perder todo contacto con el más allá. Resulta que la religión católica basa su razón de ser en unos textos que contienen revelaciones divinas producidas por telepatía o algo parecido hace decenas de miles de años y en época de Cristo se vieron milagros. Y hasta hoy. En los últimos tiempos, nada de nada. Ni una cochina revelación telepática, ni una aparición holográfica, ni un cochino cubata que se multiplica por dos –salvo en el bar de tus colegas, claro está-. Así que el Vaticano le da vueltas y vueltas a la misma historia, que se les está quedando corta y vieja, para ver cómo acreditar su preponderante posición en lo tocante al pensamiento mágico y al control de las almas. Que si ahora ya no hay limbo, que si lo del infierno es inamovible. Cansino, muy cansino. Ya lo dice Ratzinger: "el amor al dinero está en la raíz de todos los males". Lo sabrá él mejor que nadie. No hay duda.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris