Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Las mentiras del nacionalismo

María Palacios (Barcelona)
Redacción
domingo, 14 de septiembre de 2008, 05:11 h (CET)
Una de las labores que los nacionalismos catalán y vasco han desarrollado con más intensidad ha sido la construcción de una historia falseada basada en supuestos conflictos seculares con España.

En Cataluña, por ejemplo, cada 11 de septiembre se presenta a los defensores de la Barcelona de 1714 en la Guerra de Sucesión como una especie de resistentes catalanes contra España. Nada más lejos de la realidad. Sólo hay que leer sus discursos para saber que los defensores barceloneses combatían precisamente por “la nación española” y el mismo líder Rafael Casanova –al que sorprendentemente los independentistas le llevan tantas flores- pidió a los barceloneses que diesen su vida por España, “nuestra patria”. Sinceramente, la manipulación de la historia por el nacionalismo catalán cada 11 de septiembre es tan escandalosa que provoca auténtica vergüenza ajena.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris