Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Los paraolímpicos, más que héroes

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 13 de septiembre de 2008, 06:35 h (CET)
A lo mejor alguien no sabe que tras los Juegos de Pekín, empiezan las Paraolimpiadas, por desgracia, menos mediáticas, pero no por falta de noticias dignas de mención. Cada deportista paraolímpico tiene una historia que contar, muchas de ellas, trágicas, pero sin lugar a dudas, todas con un espíritu de superación único. Que un deportista en plenas condiciones conquiste un metal, tiene mérito, que logra batir un récord, es de alabar, pero lo que consigue un paraolímpico por el mero hecho de ir a unas olimpiadas, es incomparable e insuperable.

No es por desmerecer a los deportistas con plenas facultades físicas o psíquicas, pero invito a que algún lector vea La 2 por la tarde un día de estos. Nada más poner el ojo en la televisión, te quedas con la boca abierta viendo cómo deportistas en silla de ruedas, ciegos, mancos, etc., son capaces de practicar deportes como otra cualquier persona. Apenas hay discapacidades que impidan a estos hombres y mujeres practicar y competir en las disciplinas olímpicas. Da lo mismo si es natación, ciclismo, atletismo, fútbol o baloncesto. A esta gente no hay límite que se le ponga por medio. Chapó.

Algunos dirán que no es tan espectacular como los Juegos "normales", pero esto es según como se mire, porque para mí, ver a un deportista en silla de ruedas jugar al tenis o al baloncesto, o atletas con piernas ortopédicas o ciegos correr en las diferentes disciplinas, son muestra de un espectáculo sin igual. Los discapacitados son conscientes de sus carencias o sus limitaciones, pero no por ello se rinden o abandonan, todo lo contrario. ¡Qué espíritu de superación! Estos sí son héroes, en la mayoría de los casos, con un inmerecido reconocimiento a sus gestas. Cuánto hablamos hace poco más de un mes de las medallas que ganaría España en los Juegos Olímpicos de Pekín. Pues ya ven, los paraolímpicos ya han superado a sus "hermanos mayores" por la mitad de la competición.

Y qué decir del de fair play. Si observan a un paraolímpico, tanto gane o pierda, generalmente el abrazo o el saludo entre los competidores es un acto innato y lleno de buena fe. Sin lugar a dudas, estos deportistas son más que héroes. Miles de historias que desconocemos, pero todos tratados del mismo modo, todos con la misma ilusión, ganar una medalla para ellos, para sus familias, para su gente y para sus respectivos países. Pero ganen o pierdan, ya han conseguido lo más importante, superarse a sí mismo, superar su pasado y superar sus circusntancias. Todos estos héroes deberían tener un reconocimiento por la forma de vida que han elegido llevar. Rendirse no es un verbo que esté en su diccionario.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris