Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

De nuevo el Sáhara

Diego Contreras (Sevilla)
Redacción
jueves, 11 de septiembre de 2008, 14:29 h (CET)
La todavía Secretaría de Estado de Estados Unidos, de gira por el Magreb, ha vuelto a poner sobre el tapete el espinoso asunto saharaui. Según Rice, hay buenas ideas sobre la mesa de negociación de Naciones Unidas y haría falta un impulso político por parte de las 3 partes en conflicto: Marruecos, el Frente Polisario y Argelia. Estas declaraciones de buena voluntad serían válidas si no fuera porque Rice dirige la diplomacia de un país que hace tiempo se alineó con Marruecos en este engorroso tema. El último enviado especial de Naciones Unidas huyó espantado de la zona no sin antes declarar que la independencia del Sáhara era inviable, algo parecido a lo que algún antecesor suyo en el cargo como James Baker predijo, comprometiendo con ello la presumida y deseable neutralidad de la ONU. Francia ya sabemos lo que opina, y Rusia parece que ha cambiado su posicionamiento al respecto, otrora aliado indiscutido de los saharuis y de Argelia, que es la única que permanece al lado del Polisario. ¿Y España? Ni está ni se le espera; hace tiempo que la diplomacia de la antigua metrópoli naufragó en su antigua colonia por no saber resolver una situación de la que es directa responsable.

El contencioso del Sáhara no es el único escollo para salvar las relaciones entre Argelia y Marruecos, pero sí es una buena excusa para no retomarlas, mientras ambos países dirimen la hegemonía árabe al sur de Gibraltar. Mientras, el pueblo saharaui continúa invocando a la Justicia Internacional y a sus derechos legítimos e históricos, y no renuncian, ni mucho menos, a la celebración de un referéndum sobre un censo justo. Y hacen bien.

Noticias relacionadas

No

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris