Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica de cómic   -   Sección:   Libros

Gotham Central: un universo policial muy especial

Herme Cerezo
Herme Cerezo
jueves, 20 de noviembre de 2008, 06:18 h (CET)
Nunca he sido demasiado aficionado a los superhéroes. En verdad debería decir que nada. Sin embargo, alguien dejó caer en mis manos este primer volumen de ‘Gotham Central. Servir y proteger’. Y ese alguien, que conocía mis gustos comiqueros y literarios, realmente acertó.




Portada del cómic.


‘Gotham Central. Servir y proteger’, que contiene tres aventuras distintas aunque relacionadas, ha de analizarse desde dos vertientes separadas pero complementarias. Por un lado, el dibujo y por otro el guión. Michael Lark, el ilustrador, ha escogido para esta serie una línea realista, como reza el propio álbum "de corte clásico", y muy cercana al cine. Y cuando digo muy cercana al cine, no me refiero únicamente a que muchos de las escenas podrían extraerse del fotograma de cualquier película de género, debidamente retocadas por el pulso del dibujante norteamericano, sino precisamente a los encuadres, al ojo, a eso que llamamos la mirada del ilustrador que, en el fondo, no es más que un narrador que utiliza el Cómic como vehículo de expresión para contar sus historias. La verdad es que muchos escenarios y el modo de afrontarlos recuerdan a series televisivas tan elogiadas como ‘C.S.I.’ o ‘Canción triste de Hill Street’. Lark, desde luego, se luce con sus viñetas: paisajes urbanos de noche y con nieve, almacenes perdidos, muchedumbres apresuradas, la propia comisaría, los escenarios de los crímenes trabajados por la policía, redadas, construidas con tonos grises, negros, marrones, ocres... A veces, sin embargo, tropezamos con ciertas dificultadas para diferenciar nítidamente a sus protagonistas masculinos, ya que sus trajes y peinados, su "look" en suma, pueden inducir a la confusión. Pero solamente eso, pueden. Un lector atento no debe tener ningún problema para reconocer a los personajes.

Y pasamos al "libreto". Los guiones son sencillamente espléndidos, especialmente los de los episodios ‘Media vida’ de Greg Rucka y ‘Objetivos fáciles’ del propio Rucka y Ed Brubaker. El de ‘Media vida’ resulta tremendamente humano por el tema que maneja, un asunto no excesivamente habitual en un cómic de ámbito policial y que silenciaré adrede. ‘Objetivos fáciles’, por su parte, presenta un indiscutible corte de thriller, donde el clima emocional y la tensión crecen sin pausa hasta alcanzar límites realmente muy elevados. El primer episodio, ‘En la línea del deber’, también un trabajo conjunto de ambos guionistas, es interesante pero el papel asignado a Batman y a Mister Frío, su oponente, hace que el desenlace final resulte más evidente y previsible.

A un lector de género negro, lo primero que le va a chocar en ‘Gotham Central. Servir y proteger’ es la convivencia en una misma ciudad de policías humanos y ese extraño ser llamado Batman, el murciélago. Al cuerpo policial de la ciudad, cuando se le acaban las alternativas, cuando entra en un callejón sin salida, cuando todo está perdido, le queda el recurso de solicitar la ayuda del superhéroe, "dar la señal" le llaman. Y éste siempre acude para terminar resolviendo el conflicto. Con esta operativa, el papel de los detectives parece un poco de segundo orden, relegados a encargarse únicamente del trabajo sucio, los minutos de la basura que dicen en la NBA, reservando el momento estelar para Batman. El lugar donde todas estas historias que les cuento transcurren es Gotham, la Ciudad Gótica, como la tradujeron en Sudamérica, un remedo urbano de Nueva York, plagado de rascacielos y puentes colgantes, teñida por sus ambientes extremadamente oscuros, extremadamente policiales. No parece que quede mucho espacio para la alegría en esta urbe populosa, conflictiva y asustadiza.

Sin embargo, y esta es la segunda circunstancia que llamará agradablemente la atención del lector del género negro, es que en el pecado va la penitencia. Y ese recurso de pedir socorro al murciélago no es del agrado de los huelebraguetas, de los sabuesos, aunque sí de sus jefes. El agente de a pie, que se patea las calles, rastrea ordenadores y deja peladas sus posaderas en las sillas para localizar pistas, se siente ofendido o, cuando menos, impotente ante su incapacidad para llegar al final. Porque los policías de Gotham también tienen su amor propio, su prurito profesional, su orgullo. De hecho, alguno de ellos sostiene agrias peloteras con Batman aunque termine aceptando su existencia con resignación, entendiendo que su destino último no puede ser otro. El detective Patton deja bien claro su sentir al final del tercer episodio de este ‘Gotham Central. Servir y proteger’: "Nuestros policías mueren mientras esperamos que venga a salvarnos el trasero. Eso no está bien. No señor. No lo está... Pero es Gotham".

Como colofón y, aunque no me gusta citar los textos de las contraportadas, en esta ocasión me saltaré la norma, porque hay un pequeño párrafo que resume fielmente lo que el lector encontrará en el interior del álbum: "Un relato lleno de caracterizaciones que encumbran al cuerpo de policía de Gotham hasta lo más alto, con un sabor a serie negra imposible de eludir que hará las delicias de los seguidores de las aventuras habituales del Caballero Oscuro así como de todo aquel que aprecie un buen libro de policías y ladrones".

Eso es ‘Gotham Central. Servir y proteger’. Todo eso, un universo policial especial, muy especial.

____________________

‘Gotham Central. Servir y proteger’. Ed Brubaker – Greg Rucka – Michael Lark. Ed. Planeta DeAgostini, julio 2008. 322 páginas más extras, 18,95 euros.

Noticias relacionadas

Hollywood

Las perlas de Carla

La catástrofe

Un microrelato de Esther Videgain

La rotura

Un microrelato de Esther Videgain

Tomás

Cuentos de sor Consuelo

El mal deseo

Un microrelato de Esther Videgain
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris