Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Rafael Nadal, el ‘principito’

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 9 de septiembre de 2008, 04:41 h (CET)
De príncipe a principito. Así es como debe sentirse estos días un Rafa Nadal que ha pasado de ser denominado Premio Príncipe de Asturias del Deporte 2008 a defenestrado por la organización del US Open, que al cierre de estas líneas estaba convirtiendo su semifinal con Andy Murray en una eterna pesadilla.

Y es que Nadal no sólo se ha visto perjudicado por su rival, que no es poco, también le ha traído consecuencias nefastas la tormenta tropical Hannah, la organización al ponerle en la pista número 2 y hacerle jugar por la tarde con menos descanso que Federer, y la CBS, cadena televisiva ‘dueña’ del US Open que parece haberse tomado cumplida venganza de la ‘derrota’ de su pupilo Phelps ante Nadal por el Príncipe de Asturias.

Pues no será yo el que juzgue la decisión de un jurado respecto al Príncipe de Asturias. Si Fernando Alonso lo ha recibido, que está muy bien, Rafa Nadal debe también merecerlo por un 2008 de ensueño donde todas las pistas –tierra, hierba, rápida- se han rendido a su poderosa raza. Enorme final de Roland Garros, épica final de Winbledom de 7 horas en el que ha sido, quizás, el mejor partido de todos los tiempos ante Roger, y espectacular final y mejor semifinal ante Djokovic en los Juegos Olímpicos de Pekín, con un último punto para enmarcar.

Lo de Rafa, en el plano deportivo, es increíble, pese a la gran hazaña del nadador estadounidense Michael Phelps con sus ocho oros en Pekín, algo que quizás no repita nadie en medio siglo, o más. Pero la alusión de nuestro título al ‘principito’ se debe a que el número 1 del tenis mundial y, por ende, sus compañeros de fatigas, no pintan nada en su deporte, no tienen poder de decisión, sólo les dejan jugar, y protestar, lo justo y en la cancha.

Los tenistas no deciden cuantías de los premios –los futbolistas de la selección pactan sus primas-, no deciden el límite máximo de horas de un partido, que puede llegar a alargarse muchas horas y hasta tres días por las inclemencias, les dicen cómo vestir –más bien cómo no vestir- con aquel vaquero corto que los ingleses le vetaron a Agassi como si todos los británicos fueran de pajarita por la calle, hacen jugar a cabezas de serie en pistas secundarias (como a Nadal en este US Open), y no les dejan decidir sobre un calendario de locos que va a acabar con su resistencia.

Nadal es un jugador que, por sus excepcionales características físicas, necesita tres o cuatro semanas de descanso que en realidad nunca tiene, y él ya ha pedido que dejen a los tenistas considerar sobre esta cuestión. Rafa, además, sabe que Federer, Murray, Ferrer, Djokovic,… piensan de forma similar y que esto sólo llevará al retroceso de este deporte si no se toman medidas a tiempo.

El de Manacor sabe que está en el mejor momento, en la cúspide de su carrera, para liderar la nueva revolución silenciosa de los tenistas ante tanta normativa que les ahoga y no les deja ni descansar. Y lo hará. Una vez que recoga su merecidísimo Príncipe de Asturias, tendrá la ocasión de poner un poco de cordura en este ‘circo’ que cada vez se parece más al de la Fórmula 1 en el que te dicen: “Métase ahí y conduzca”. Al menos, tenistas y pilotos cobran un pastón y les compensa. El currito de a pie hace lo mismo: “Siéntese ahí y trabaje”. Y encima por 1.200 brutos. Esto sí que tiene mérito, sin desmerecer a Rafa Nadal, que es el que de verdad ha recuperado el término que en 1920 nos hizo ganar en fútbol en los Juegos Olímpicos de Amberes bajo el original apodo de la furia española.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris