Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Elecciones USA: ‘zurdo’ tropical vs conservadora alasqueña

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 7 de septiembre de 2008, 08:42 h (CET)
Al finalizar las convenciones de los dos grandes partidos de EEUU se muestra una marcada polarización. Mientras que Obama decidió tratar de no irse muy a la ‘izquierda’, lo que en términos norteamericanos implica no ser demasiado liberal, y poner como su compañero de plancha a un ‘moderado’, como Joe Biden, que inicialmente secundó la invasión a Iraq, McCain decidió moverse más a la derecha colocando como su vice a una mujer del ala ultraconservadora republicana.

Sarah Palin representa todos los valores de la derecha evangelista. Ella es enemiga del aborto, partidaria de dictar clases de creacionismo bíblico en las escuelas, favorable a extraer todo el petróleo, el gas y los recursos naturales de Alaska aunque ello afecte a reservas naturales o a especies catalogadas en peligro, tan defensora de enviar más tropas a Iraq que ella va a mandar allí pronto a uno de sus hijos y miembro de la asociación de rifleros.

Palin es la primera persona que integra un ticket presidencial que proviene del Estado más frío de EEUU. Obama, por su parte, es el primer presidenciable que haya nacido en el tan soleado Hawái o se haya criado en la tropical Indonesia. Sin embargo, la gobernadora alasqueña ha demostrado que no es nada helada. Ella ha calentado el congreso de su partido acusando a Obama de querer más impuestos y más gobierno mientras que él debilitará a EEUU a nivel mundial.

Los republicanos han decidido querer enfrentar a los demócratas mostrando que los cambios que ellos prometen debilitarán a la mega potencia al hacerla que pierda en Iraq, evitar que consigan la autosuficiencia energética, socavar a las inversiones con más impuestos y minando su moral aceptando uniones gays y el aborto.

El juego de los conservadores es claro. Ellos, aunque no ganen la elección, quieren forzar a Obama a que sufra su presión y se mueva más hacia la derecha. A fin de no espantar a los electores cautivados por el discurso de McCain-Palin, los demócratas son tentados a ‘moderarse’ o a hacerles concesiones.

Obama, por su parte, necesita defender su amplia ventaja en las encuestas buscando no ser provocado ni formular algún radicalismo. El tratará de contener la embestida conservadora centrada en valores patriotas, morales y anti-impuestos, centrándose en la economía (cosa de la que no hablan tanto sus rivales) y en mostrar la necesidad de un cambio ante una impopular administración.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris