Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta abierta al Presidente de Andalucía

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
domingo, 7 de septiembre de 2008, 09:16 h (CET)
Muy señor mío: Me permito dirigirle estas líneas para decirle: ¿Por que no se preocupa de como viven en Andalucía, gran parte de las personas mayores? Usted bien sabe, que son muchos los matrimonios jubilados que cobran menos de 600,00 € y si se trata de la viuda, con suerte llegará a los 400,00€, las pensiones más pobres de Europa.

La obligación de un gobernante es garantizar una vida digna, a todos sus ciudadanos y, sobre todo a los mayores que ya se dejaron la piel en su juventud para sacar adelante a sus familias y de paso pagar sus correspondientes impuestos y asegurarse una justa pensión, -cosa que la mayoría no lo han conseguido-. Ustedes los gobernantes sí, que se lo han asegurado bastante bien.

Pues eso, que usted también se ha asignado para vivir el resto de su vida, un poco repartidito entre los demás es lo que necesitan los andaluces. Vivir dignamente y, no pierda el tiempo buscando como implantar ninguna ley titulándola "muerte digna". La dignidad la tiene la persona y hay que respetar el momento natural de su muerte, como una parte importantísima de su vida, ayudándole en sus sufrimientos. Ni usted, ni nadie tiene el derecho de obligar a ninguna persona, sin respetar sus convicciones morales, personales, religiosas o fisiológicas a llevar a cabo un proyecto como ha dicho "pionero" en España.

La verdadera piedad y compasión, no es la que quita la vida, sino la que la cuida hasta su fin natural

Así pues, preocúpese de la Vida, de la Vida, que los años que Dios le tenga permitidos vivir a cada cual, los vivan lo mejor posible, porque el momento de la muerte no depende de la voluntad de usted ni del político de turno, lo que sí depende de usted es la solución a los problemas sociales, la construcción de una sociedad a la medida de la dignidad humana.

Así que, déjenos vivir en paz y morir en paz.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris