Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Obrigado, Robinho

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 6 de septiembre de 2008, 06:51 h (CET)
Primero fue obrigado, luego gracias y ahora thank you, Robinho. 42 millones son como para estar agradecido al Manchester City por llevarse al jugador del Real Madrid a la Premier League. Pero este sentimiento de felicidad no es sólo por la cantidad de dinero pagada por un jeque árabe, dueño del club inglés, ya que para la parroquia madridista, la salida del brasileño has sido una bendición.

A Robinho le doy las gracias por el fútbol ofrecido estas temporadas, en muchas ocasiones a cuenta gotas, pero su clase y su calidad es indiscutible. Su mejor rendimiento lo dio la pasada campaña, con actuaciones decisivas en numerosos choques, que a posteriori ayudaron a lograr la segunda Liga consecutiva para el Real Madrid. El brasileño, como buena denominación de origen del país sudamericano, es un virtuoso del balón, capaz de irse de un contrario (incluido con alguna bicicleta) en un hueco impensable para cualquier otro futbolista, con una visión excelente del juego y con un desparpajo con el esférico digno de los mejores jugadores del mundo.

También como buen brasileño, a esas cualidades dentro del terreno de juego, se añaden otros inconvenientes fuera de él. A todos nos gusta salir y pasarlo bien, pero esto para los ‘canarinhos’ es una forma de vida que intentan compaginar con su profesión, y en muchos casos, se demuestra que es incompatible, como fueron los casos de Romario, Ronaldo, Adriano, Ronaldinho… Además, suelen ser una bomba en el vestuario, capaces de desestabilizar un club de arriba abajo. Está comprobado que como juntes varios brasileños en un equipo, tarde o temprano, saldrá un problema.

Por una lado, entiendo el enfado del brasileño por sentirse moneda de cambio de Cristiano Ronaldo, sin embargo, esto no es causa para mostrar públicamente su descontento y desafiar al club que te paga con aires de pataleta de niño pequeño. No cabe duda que el ex diez del Madrid aún sigue siendo inmaduro, como otros tantos futbolistas de corta edad, que se rodean y se dejan aconsejar por personas, que lo que menos les importa es el propio futbolista, sino el dinero. Pero esto es otro tema, que merece otro artículo.

Robinho, sinceramente, se ha equivocado. Primero, por las formas, ya que nunca puedes desmerecer a los que te dan de comer, tanto el club como los aficionados que pagan religiosamente sus abonos, entradas o camisetas. Y segundo, porque cambiar el Real Madrid por el Manchester City, no hay comparación posible. Bueno sí, una, el sueldo, al fin y al cabo, lo que más le importa por norma general a los futbolistas. El brasileño, mal aconsejado, no vivía nada mal en Madrid, pero quería un aumento en la nómina. Y qué mejor que ‘milloneti’ Abramovich para pedir por la boquita. La jugada no le salió del todo bien, ya que en vez de jugar en el Chelsea, ahora estará en un conjunto que como mucho peleará por el octavo puesto de la Premier.

Finalmente, te vuelvo a dar las gracias, Robinho. Gracias por enriquecer aún más al Madrid, y gracias por ayudar a quitar el único problema, por el momento, del equipo blanco. Lo que necesita el Real Madrid son jugadores profesionales y que algunos de estos, sientan el escudo que llevan en la camiseta. De desagradecidos está lleno el mundo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris