Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Robinho y las miserias blancas

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
lunes, 1 de septiembre de 2008, 21:58 h (CET)
Andan como locos por quitarse de encima por viejo a la Saeta –el avión, se entiende- y a quien deberían haber dado boleto hace una semana por 35 ‘kilos’ es a Robinho, que este domingo se ha ‘pegado una rajada’ no oficial donde ha dejado claro que el Real Madrid, para él, es pasado. Alguien no ha hecho bien los deberes este verano (ni siquiera los ha hecho) en cuanto al primer equipo merengue.

El Madrid ganó la Liga con lo justo, pero no le dio para la Copa y mucho menos para la Champions, donde ya no llega ni a cuartos. Y este año peor, con la poderosa Juve y el complicadísimo Zenit. Peligro. Cuando la política deportiva de un club se hace desde las páginas de un periódico deportivo, malo. Malo fue el caso Ronaldo, muy malo lo de Villa y Silva, muy feo lo de Cazorla, y ahora lo de Robinho. ¿Qué está pasando, señor Calderón? (Pregunta que se deben estar haciendo el 99,9% de los socios).

Se están perdiendo las formas en Concha Espina. Lo del caso Robinho viene a destapar las miserias blancas de un presidente y de una directiva que no parecen estar a la mínima altura exigible para llevar con señorío el Real Madrid. Mover el mercado de verano para no fichar y dejar sin castigo a tu ‘estrellita’, que siempre habla fuera del campo, es algo que los blancos van a lamentar esta temporada y mucho.

Lo que tiene que hacer el Madrid es dar un puñetazo en la mesa, vender a Robinho al Chelsea (¿quién es Robinho? ¿Es Maradona? ¿Es Messi? ¿Es Agüero?) e inmediatamente dar un golpe de efecto y fichar con ese dinerito a Arshavin, para que el Barça no se suba a las barbas y el Zenit no haga sangre en el Bernabéu. Y también confiar más en la gente, porque De la Red va camino de ser el próximo Soldado, que sí pero no, en fin…

Con todo y con esto, Bernd Schuster está molesto, y con razón. No se le puede exigir más que la Liga con estos mimbres. Con un Raúl que va perdiendo efectividad, con un Robben de cristal, con un Van Nistelrooy poco asistido y con una afición que exige la Décima y que ve que no, que los trenes europeos son mucho más potentes que este Madrid anaranjado y sin reforzar.

Pues nada, el Real Madrid buscando a la desesperada un fichaje… ¡el 1 de septiembre!, Robinho haciendo de chico rebelde, Schuster de ‘papá’ paciente y Calderón de abuelo tozudo. No si al final, con esto, va a salir reforzado hasta Laporta con su ‘conejo’ Guardiola, que a principios de verano estaba sin presidencia, sin entrenador y sin equipo.

En fin, que Liga hay pero que Europa tendrá que esperar otro año para un EuroMadrid muy verde, que incluso podría quedar apeado en la liguilla inicial de la Champions si no pone coto a desmanes como los de Robinho y deja de jugar al bingo con Cristiano Ronaldo como en su día lo hizo con Cesc y Kaká. Menos mal que siempre les quedará Íker…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris