Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Y qué importa la crisis

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 1 de septiembre de 2008, 21:52 h (CET)
No critico al gobierno que estemos cayendo, y de qué manera, en una crisis económica. Quizá la economía mundial esté ya tan entrelazada que ni el PSOE sea culpable, totalmente, de lo que se nos viene encima ni el PP fuera culpable, totalmente, digo, de los años de abundancia que acabamos de pasar. La economía el último parado del último pueblo de España no deja de estar relacionada con la cosa esa tan extraña de las sub-prime americanas, que si su economía funciona mal todos los demás terminamos por ir de cráneo no mucho tiempo después. La libertad de acción e intervención de los gobiernos es limitada.

No, no critico a Zapa porque aumenten los parados; no le critico porque no haya dinero para su ley estrella, la Ley de Dependencia; no le critico que a muchos españoles, fundamentalmente trabajadores, no les llegue el dinero a fin de mes. No critico que un partido socialista no pueda desarrollar política social porque nos hayamos quedado sin dinero; no critico, no fundamentalmente al menos, que los problemas acogoten a los más débiles de la sociedad, a los parias de la Tierra, precisamente con el PSOE en el gobierno.

Lo que critico, lo que me duele porque es ofensivo, lo que es indignante, es que todo esto se intentara disimular abiertamente pese a los múltiples avisos generalizados de instituciones económicas neutrales, y que ello fuera así por estar sumidos en una etapa preelectoral. Aparte del tiempo perdido sin tomar medidas decisivas pero que hubieran supuesto un contundente reconocimiento de la realidad, me ofende que a una mayoría de españoles, quizá los más indefensos ante la publicidad institucional, gubernamental o simplemente socialista, se les manipulara tratando de escamotear la realidad, que ha terminado por imponerse bien cruelmente, para predeterminar su voto, manipulando indignamente la papeleta electoral de cada español y con ello el resultado electoral.

Ésta es una actitud innoble, impropia de una izquierda democrática, limpia y con altura de miras, es actitud adjudicable a quien mira con tacañería su propio interés, olvidándose interesada y culpablemente del interés general. Es la misma mísera y rastrera actitud del torpe disimulo inmoderado del PP cuando las bombas de Atocha.

Me pregunto si, míseros y rastreros todos en mayor o menor medida, no serán los mismos perros con diferentes collares.

Noticias relacionadas

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original

La gestualidad de Sánchez y su incondicional apoyo mediático progre

“Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento” Albert Einstein

Cándida candidata del PP en Madrid

‘Cándida’, según el diccionario, es el adjetivo que califica a la ingenua que no tiene malicia ni doblez, o que es simple, poco advertida

Respetar es sinónimo de libertad

¿Podemos cortar de raíz toda manifestación contraria al sentir del pueblo?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris