Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Cayetana, compuesta y sin boda

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 1 de septiembre de 2008, 05:25 h (CET)
Con la ganas que teníamos todos de ir de boda y nos hemos quedado como la Duquesa de Alba, compuestos y sin boda. Un sencillo y escueto comunicado emitido por la casa ducal hace una semana dio al traste con todas las ilusiones de volver a tener una boda de tronío que llevarnos a la boca, según dicho comunicado tan sólo es una “entrañable amistad” lo que une a Cayetana de Alba y a Alfonso Díez Carabantes, y claro, tan sólo una entrañable amistad no vale para pasar por la vicaría, al menos en este caso. La noticia del posible bodorrio ha hecho correr ríos de tinta y ha merecido los honores de portada de la biblia de la prensa mal llamada rosa, todo el mundo ha dicho la suya en este laberíntico negocio e incluso ha habido quién se ha atrevido a involucrar a la más alta instancia del Estado diciendo que ha sido una llamada telefónica del Rey lo que ha deshecho tan anunciado enlace, aunque yo no lo creo así puesto que Don Juan Carlos tiene cosas mucho más importantes que hacer que meterse a casamentero o desfacedor de entuertos matrimoniales, pero todos sabemos que el papel prensa es muy sufrido y que muchas veces todo vale, es aquello que algunos pseudoperiodistas utilizan de: “que la realidad no te arruine una exclusiva”. Todos sabemos de lo liberal que en materia de amores ha sido siempre Cayetana y ahora no iba a ser una excepción y en la elección del novio lo ha demostrado escogiendo a alguien con fama de divertido y, digamos, un poco “cabeza loca”. Alfonso Díez Carabantes nació en Palencia y ya de niño mientras estudiaba con los Hermanos de La Salle fue un niño revoltoso, lo que ahora llamaríamos “un niño difícil”, creció y marchó a Madrid donde sentó cabeza, aunque al parecer no mucho, con la obtención de una plaza fija como funcionario ministerial al tiempo que abría una tienda de antigüedades y chamarilería junto con su amigo Pinki Monclus, también muy conocido en Palencia. Y a pesar de ser funcionario de día era un buen conocedor de las noches madrileñas ya que la mayoría de palentinos que pasaban por Madrid buscaban su compañía si querían conocer a la perfección los pequeños vericuetos de la noche y la marcha de la capital. Por tanto no es de extrañar que la duquesa esté contenta en compañía de un personaje como éste, seductor, alegre, con una amplia cultura y una amena conversación que seguro harán más cortas las tremendas horas de soledad de Cayetana que también reúne todas estas condiciones de alegría, sensibilidad, seducción y cultura. Ya lo ven, tal para cual, la pareja perfecta a pesar de la diferencia de edad que tan sólo parece tenerse en cuenta cuando la más mayor es la mujer y que se toma como galardón cuando es el hombre el que va con una mujer mucho más joven. De momento no hay boda, al menos a estas horas del último sábado de agosto cuando escribo esta columna, pero con esta dama nunca se sabe lo que puede pasar y, de repente, podemos encontrarnos con una boda secreta que deje con las mieles de la exclusiva en la boca a más de un editor. Su anterior esposo, Jesús Aguirre, sorprendía a Cayetana de vez en cuando con un ramito de violetas ya que el antiguo jesuita era una persona muy delicada y sensible, a la duquesa estos pequeños detalles siempre la enternecían, nos gustaría saber cual es el secreto sensible y delicado que guarda Alfonso en su interior, pues seguro que lo tiene. Nos sorprendería.

Dos princesas, una real, Letizia y otra ficticia, Julia Roberts, nos han sorprendido gratamente con la dedicación de una parte de su tiempo a causas solidarias. La Princesa de Asturias para quién este verano ha supuesto toda una eclosión de cambios, desde su nariz a su vestimenta, ha decidido apoyar la iniciativa de la firma Hugo Boss en pro del medioambiente solidarizándose junto con otros nombres conocidos como los de el ciclista Alberto Contador, el golfista Severiano Ballesteros, el corredor de F-1 Fernando Alonso y su esposa Raquel del Rosario cantante del grupo “El sueño de Morfeo”, el triunfito David Bustamante y el presentador de televisión Jesús Vázquez en la campaña para plantar un árbol en España por la venta de cada polo de una edición única de la firma, campaña que tendrá lugar a lo largo de los próximos cuarenta años. Está muy bien que las firmas comerciales y los nombres famosos se unan para causas que repercuten en el bien de todos, el tiempo todo lo cura y en este caso la firma Hugo Boss que en 1933 confeccionó los uniformes para las SS de los nazis de Heinrich Himmler es cabeza ahora de una digna iniciativa para repoblar los bosques de España. Está bien que personajes como la Princesa de Asturias presten su apoyo a este tipo de proyectos que van a redundar en el bien de todos, ya saben que hoy en día los bosques son de todos y no como en aquel chiste que decía “señor conde cuando un bosque se quema algo suyo se quema”. Hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad, como decía una célebre zarzuela, y ahora las princesas ya no se quedan en su palacio y salen a la calle mezclándose solidariamente con el resto de los mortales. La otra princesa, ésta sin corona, es Julia Roberts quién también se ha mostrado solidaria en la lucha contra el sida en África apoyando el proyecto Product RED que promueven el cantante Bono del grupo U2 y el filántropo estadounidense Bobby Shriver, la protagonista de “Pretty Woman” y novia de América por aclamación ha diseñado junto con Armani una camiseta con el “árbol de la vida” motivo que ya había utilizado en una pulsera de piel que creó el pasado año con el mismo diseñador y para los mismos fines. La solidaridad hace extraños compañeros y así vemos como por un lado Letizia une su nombre a otros nombres destacados del panorama español mientras Julia Roberts añade su firma a la de un cantante como Bono siempre preocupado por los problemas que atenazan al continente africano.

Ya tenemos “Vanity Fair” español. A partir de ahora ya podremos leer en castellano los estupendos reportajes y artículos de esta centenaria y prestigiosa revista que para su introducción en el mercado español ha elegido una portada donde podemos ver a una de las mujeres más elegantes del mundo, la Reina Rania de Jordania aparece espléndida en toda su belleza en esta primera portada del “Vanity Fair” en España. Puede extrañar que para su primer número en castellano hayan elegido a la reina de los jordanos, uno de los signos de la máxima elegancia femenina, cuando entre los primeros puestos del ranking de elegantes de la misma revista aparece destacada la Princesa de Asturias, pero tengan en cuenta que tal vez es una cuestión de puro protocolo y siempre una reina va un paso por delante de una princesa. No sé si los editores de la revista se han atenido a estas cuestiones protocolarias o no, pero no desespero de ver muy pronto a Letizia y la Infantas en portada ya que se lo merecen y todos tenemos ganas de leer una amplia entrevista con las representantes femeninas de la Casa Real bien aquí, en el “Vanity Fair” o bien en el “Hola” que a buen seguro viene buscando estas exclusivas desde hace años.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris