Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

El gafe blanco continúa

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 30 de agosto de 2008, 01:53 h (CET)
Y van cinco. Tras Kakà, Cesc y Cristiano Ronaldo, se acaban de unir los casos de Santi Cazorla y David Villa. Todos ellos han dejado plantado al Real Madrid cuando todo hacía indicar que acabarían en el equipo blanco. ¿Qué le ocurre a la política de incorporaciones del club madridista? ¿Por qué se complican los fichajes cuando es el Madrid el que está interesado en el jugador?

Se me ocurren muchas preguntas, pero esto no es un expediente x, aquí todo tiene un porqué y una respuesta. El primer culpable de estos fracasos es la propia directiva, con su presidente a la cabeza, Ramón Calderón, y con su director deportivo, Pedja Mijatovic, a la zaga. Salvo el caso de Van der Vaart, que está demostrando ser un buen fichaje, como la mayoría de los holandeses, jugador que quiere el Madrid, jugador que no viene. Calderón debería preguntarle a su antecesor cuál era la forma para que ningún futbolista de talla mundial dijera no al club blanco.

Que conste que no discrepo de las incorporaciones que ha hecho la actual directiva durante estas dos temporadas, todo lo contrario, ya que se ha acertado plenamente como lo demuestran las dos Ligas conseguidas consecutivamente. Lo que discrepo es de los numerosos intentos fallidos por adquirir jugadores de relevancia, como los ya mencionados anteriormente. Está claro que algo falla, porque no se puede entender que ahora casi todos los futbolistas digan no al Real Madrid.

Pero no todo el peso debe recaer en la propia directiva del Madrid. Los otros grandes culpables son los representantes de los jugadores y los propios futbolistas. Cuando un club se entera del interés del club madridista por un miembro de su plantilla, parece activarse un plan de emergencia para que no abandone su equipo. Lo inmediato es subirle sustancialmente la ficha y ampliarle el contrato más años, dificultando sustancialmente su salida. En la mayoría de los casos, esto no deja de ser una técnica de los representantes del futbolista para subirle el sueldo al jugador, infalible cuando el Real Madrid está de por medio.

Lo que demuestra esto, es que generalmente, lo único que les interesa a los futbolistas es el dinero. Ni sentimientos ni nada, sólo cobrar más y vivir mejor, si eso es posible con las cantidades estratosféricas que se mueven en el fútbol. Los casos más recientes, los de Cazorla y Villa, que mejoran cuantiosamente sus condiciones en sus respectivos clubes y al final no se marchan al Real Madrid. Pues bueno, más se perdió en Cuba. Que Robinho se quiere ir, que se vaya. Con la actual plantilla blanca se puede aspirar a todo y lo que menos le hace falta al Madrid es gente problemática o que no le importa el escudo que lleva en su camiseta. Muchos de estos futbolistas que han desperdiciado la ocasión de venir al equipo blanco, seguramente se arrepientan en un futuro no muy inmediato. Pero desgraciadamente, el dinero lo mueve todo, hasta los sentimientos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris