Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El aparente caos judicial

Elisa Gilabert
Redacción
viernes, 29 de agosto de 2008, 03:03 h (CET)
A nadie ya sorprende el caos en que parece estar sumida la justicia en España, como tampoco sorprende la aparente actitud de pasividad de nuestra clase política, al respecto de soluciones al aparente caos y retraso en nuestro sistema judicial.

Como también viene siendo costumbre en nuestro país tampoco sorprende que nadie dimita por ello, teniendo en cuenta que es uno de los pilares de nuestra democracia.

¿Realmente por qué dimitir? Ironías aparte, no digo yo que no sería deseable mayor nivel en nuestra clase política, qué duda cabe. Nuestros buenos dineros nos cuestan, si bien se suele escuchar que esta es un reflejo de nuestra sociedad, no en nuestro caso, pues el sistema electoral español es de los menos proporcionales existentes en los países democráticos (Dep. Ciencias Politicas, U.P.F.).

Pero en este reparto de responsabilidades cada uno deberíamos asumir las propias. Todos los operadores que forman parte de la clase judicial, que también nuestro buenos dineros nos cuestan, así como colaboradores del sistema judicial, porque si bien es cierto que existen lagunas y pantanos en nuestra legislación de los que echar mano (sirva de ejemplo la Legislación Urbanística), no es menos cierto que cuando el fin que se persigue es hacer justicia no hay legislación ni norma que pueda frenar la potestad del poder judicial. Porque en definitiva en un estado democrático el poder emana del pueblo que con su voto y sus buenos dineros así lo ratifica. El desmadre de excusas en el mejor de los casos que asaltan a la ciudadanía, eso es otra cosa.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris