Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (II)

Rafael del Barco
Redacción
viernes, 29 de agosto de 2008, 03:03 h (CET)
Lo bueno de Internet, los inmediatos comentarios. Normalmente son enfadados e insultadores “ingenuos” que se niegan a creer en “corruptos” de su cuerda ideológica. Pero otras, se nota en la mala leche que he pisado algún callo. Uno, con el consabido “delincuente por suerte desacreditado por la Sociedad” (sic), se empeña en que el Consorcio actual no tiene nada que ver con el franquista de los De la Rosa, y otro, se repite en lo de charnego anticatalán. Pero también quien aporta datos y hasta documentación… a utilizar con prudencia, por si intentan endosarme cualquier “virus”.

Lo de “charnego”… pues, no sé… nací en Manresa, 1940, mis padres con sus padres de TODA ESPAÑA me enseñaron catalán, y escrito otras veces, solo he sentido el peso de ese GRAN INSULTO en unas OPOSICIONES (especiales para once ingenieros contratados tres años antes y trabajando en inglés) a un Del Barco, catalán de segunda generación con perfecto catalán universitario, y suspendido por el “catalán”. Aparte, algún purista con lo de que debería llamarme “baixel” o “nau”, pura broma. En general diría que el catalanismo y charneguismo es una “deria” (psicopatía peligrosa en los conocidos en Brians) de grupos con los que no he tropezado, quizá porque mi dedicación en la vida ha sido “ganármela”, y nunca en y con “Política”.

Pues eso, inmerso en lo “catalán” y “castellano”, sin problemas, y hasta me duele mi analfabetismo en una de mis dos lenguas reales, maternas y oficiales (cosas del Franquismo), en cuanto a que el CONSORCIO no tenga nada que ver con aquel FRANQUISTA (será porque las cifras se han multiplicado por mucho), sin ahondar demasiado, con escasas referencias, se demuestra que éste es perfecta continuación, salvando cualquier ideología. En Barcelona el dinero los hermana en la cúspide.

Un recordatorio. Siguen los más de 200 empleados nombrados a dedo por De la Rosa (la mayoría jóvenes titulados amigos de los hijos y alguno traspasado a otras instituciones), con sus íntimos secretarios, José Vega Panizo y Enrique Tintoré Cazurro, firmando como letrado y secretario por muchos años, el depositario Vicente Santos González, el interventor Eduardo Pla Cid, el abogado Fernando Casanova Sanguino, todos también con Narcís Serra, Pascual Maragall (nombrado delegado del Ayuntamiento y después Presidente por Alcalde) y Carlos Güell de Senmenat, que repito ni denunciaron ni denunciarían los delitos tan notorios en el sumario. El “Enrique Tintoré Cazurro” que, abogado acusador, me pregunta en el juicio si no me extrañaba que un funcionario gastara tan elevadas cantidades. Él, de años con De la Rosa, que cuando conocí vivía en un piso de 400 metros en el selecto barrio del Turó Park (edificio de altísimo nivel en c. Reina Victoria) con yate y una cuadra de coches inmejorables, amén de continuas y variadas “novias”, me lo pregunta a mí que apenas le conocí, y siempre durante el año de unas pocas operaciones mercantiles centradas en un despacho de la Diagonal, totalmente ajeno al Consorcio. Para mí, lo de Secretario del Consorcio, era uno más de los cargos que por abogado del Estado tendría, caso totalmente habitual entonces… y ahora.

Y enlazando con la Modernidad (todos antifranquistas pero actuando con los mismos métodos y reglas, de sus universidades y con sus títulos) nos encontramos por el año 2000 a ENRIQUE LACALLE (otra vida curiosa, íntimo y financiado por los De la Rosa), un POPULAR en excelente sintonía con los SOCIALISTAS REINANTES (ex concejal), o de vocal, consejero y abogado GUERAU RUIZ PENA, además LIQUIDADOR DEL FORUM, ex socio del bufete PASCUAL ESTEVILL (formado por los dos y una secretaria). Dicen que los dos hijos de De la Rosa, su secretaria hija, y el hijo, ingeniero Jefe del Departamento Técnico, se dieron de baja, aunque su vida se sumergió en los negocios del hermano (concretamente en TIERRAS DE ALMERÍA SA con Eduardo Bueno “el bueno para Cataluña de Alianza Popular”, y con 50.000 millones de “agujero” en el Banco Garriga del BANESTO). Y recordando el otro hijo Antonio, abogado en el Ayuntamiento, donde seguiría por años hasta pasar a la GENERALITAT de Pujol, cobrando sin aparecer.

¡Ah!, y en cuanto a lo de “delincuente” he de añadir por enésima vez que fabricado por unos jueces tortuosos que ni se atuvieron a los “Derechos Humanos” firmados por España ni a su propia CONSTITUCIÓN. Puro Franquismo a los cinco años de su muerte.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris