Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

La charanga y la tragedia

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 28 de agosto de 2008, 02:48 h (CET)
Todo el mundo sabe para qué sirve una charanga, y, que, resulta imprescindible si se quieren celebrar con propiedad las fiestas populares del barrio o del pueblo donde se nació. Músicos inspirados, que pocos conocen por su nombre, fueron autores de algunas “piezas” que, como el “Chocolatero” (Gustavo Pascual, Cocentaina –Alicante-, 1909), son repertorio indispensable para el jolgorio de lo más sano de este país: el pueblo. Es decir, la gente, o la ciudadanía -que de manera cursi se propone como “progre” o “moderna” forma de denominación-.

Mucho de charanga tiene el “Gobierno de España” que salió de las pasadas elecciones, tanto, como de comparsa hace la “oposición”. Provocó el gesto de llevarse las manos a la cabeza de muchos, y el posterior arrepentimiento de buena parte de su electorado. Por este último motivo, los políticos huyen de la famosa “segunda vuelta” tan extendida por otras democracias. Aquí, se vota, y se “arrea” con las consecuencias cuatro años más. ¡Qué se va a hacer!... Ministras y Secretarias de Estado de “cuota”, tan descolocadas en sus negociados como se pueda sentir un pulpo en un garaje. Ministros, que, parecen cronistas de su ministerio, en lugar de administradores. Y un Presidente del que tan sólo se puede deducir la verdad, si permanece callado. La presencia de toda esta “troupe” en la cúspide ha sido silenciada por el estrépito de las Olimpiadas, y por unas vacaciones que, algunos, están logrando saborear en plan clásico.

Una característica común de toda esta charanga, es, que, una cosa es lo que dice, y otra lo que ni siquiera se hace. Tienen también el problema común de la incompetencia, porque, ¿a quién se le puede ocurrir nombra edil a cada componente de la banda musical de la localidad?... El mundo al revés, o como tanto se dice en el español de Latinoamérica: ¿Desde cuando los pájaros tiran a las escopetas? El espectáculo taurino-musical del Bombero torero es divertido para un domingo por la tarde y llevar a los pequeños, pero seria insólito, y, escalofriante, verlo presidiendo un Consejo de Administración.

En esas circunstancias, y, a pesar de ellas, las cosas siguen como “sobre ruedas”. La inercia es bien conocida como fugaz impulso motriz hasta que el vehículo se detiene. Siempre existe una sufrida legión de currantes que se despiertan con el horrible sonido del despertador para acudir cada mañana, despertándose, a su puesto de trabajo. Más, cuando estos comienzan a escasear, esa fuerza motora se diluye; los engranajes chirrían, y la capacidad de maniobra se aminora, o desaparece.

Así y todo, la vida sigue, y “el mundo no se acaba”, como dice el tópico cada vez que nace un nuevo niño. Los niños necesitan manutención y solicitud; los padres unos ingresos fijos, los bancos recuperar el préstamo de la hipoteca; los trenes cada vez mas deprisa llegar a su destino, los aeropuertos conectar el mundo entero, y, todo, funcionando con orden y concierto sin dejar nada a la improvisación, porque, si no, la sorpresa desagradable está a la vuelta de la esquina. Entonces, sólo cabe echar mano de las palabras de lamento de unos y de disculpa de otros. De la charanga a la tragedia solo media un pequeño o grande sobresalto. Las charangas están para lo que están, y los gobiernos para pensar en los demás.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris