Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Mucho más que un accidente

Mario López
Mario López
miércoles, 27 de agosto de 2008, 07:05 h (CET)
Estoy seguro de que las circunstancias que provocaron el siniestro se acabarán conociendo hasta su último detalle y mucho antes de lo que algunos se imaginan. Igualmente, confío en los jueces y no tengo la menor duda de que ningún responsable directo conseguirá eludir la acción de la justicia. Los teléfonos móviles, las cajas negras y el testimonio de los trabajadores del aeropuerto que presenciaron lo ocurrido arrojarán toda la luz sobre esta infame tragedia. Lo que no tengo tan claro es que todo esto nos anime a abrir el ineludible debate sobre la inaceptable deriva que está tomando nuestra sociedad y el envilecimiento creciente en el que están cayendo todas las actividades cotidianas que constituyen nuestra vida en común.

Lo que ha ocurrido con el avión de Spanair no es más que una de las muchas manifestaciones de la insidia y voracidad que imperan en nuestra economía de mercado. El más mortífero y doloroso, pero uno más entre la infinidad de brutales abusos que los ciudadanos venimos padeciendo desde hace ya demasiado tiempo por parte de los grupos de poder que manejan a sus anchas la explotación de nuestros recursos, de nuestros medios de producción y de los beneficios originados por las actividades económicas a las que nos entregamos en cuerpo y alma. Se llevó al límite la construcción de viviendas y la concesión de créditos. Rebasado el límite, se cuentan por cientos de miles las familias que se ven en el brete de perder su vivienda y buena parte del capital que en su día invirtieron en su adquisición. Se llevó al límite la especulación empresarial. Rebasado el límite, se cuentan por cientos de miles los trabajadores condenados al desempleo. Se ha llevado al límite la contratación de vuelos. Rebasado el límite, se cuentan por cientos de miles los ciudadanos que se quedan en tierra por obra y gracia del overbooking –extraña licencia contractual tan pestilente como los beneficios de la banca obtenidos a costa de los asalariados-. Hoy se ha ido aún más lejos y se ha permitido un vuelo mortal de necesidad.

Se ha hablado del terrorismo de estado. Se habla hasta la saciedad, como si fuera el único mal que nos acecha, del terrorismo de ETA ¿Cuándo se empezará a hablar del terrorismo del mercado que nos está machacando día a día a casi todos, sin que nadie haga nada por evitarlo? Si la catástrofe de Barajas no abre un debate profundo sobre esta cuestión, va a ser muy difícil que algún día seamos capaces de poner remedio a nuestros males.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris