Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

No olvidemos que los sacerdotes son los médicos del alma

Rita Villena (Málaga)
Redacción
jueves, 28 de agosto de 2008, 02:36 h (CET)
Al oír –por radio- las primeras noticias del terrible accidente aéreo de Barajas me fui rápidamente al televisor a ver que podía ver. Por supuesto, las primeras e impresionantes imágenes me hicieron presagiar lo peor y, me dije yo misma, que hago delante de esta pantalla, aquí nada puedo solucionar. Decidí acudir a la Iglesia que tengo más cerca de casa y pedí al Señor que su Divina Misericordia los acogiera, no como juez sino Salvador y, me quedé rezando un rosario a la Virgen.

Desde esos momentos sabemos por todos los medios de comunicación que los familiares en todo momento han sido ayudados por voluntarios y psicólogos, quienes no se han separado de ellos desde el primer momento. Efectivamente están haciendo una labor de humanidad ejemplar, personas que estaban de vacaciones y se han ido a arropar a quiénes en estos momentos les necesitan. Pero, sin embargo ninguna mención a la cantidad de sacerdotes que también se han desplazado a rezar y celebrar Misas y dando consuelo espiritual a los familiares.

Sabemos que las investigaciones en marcha tendrá que aclarar, los factores ha podido ocasionar esta horrible tragedia. Pero, por encima de todo, lo que necesitan ahora sus familiares es el acompañamiento y el respeto silencioso de estas personas que tan generosamente han acudido.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris