Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Balance olímpico

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 27 de agosto de 2008, 07:08 h (CET)
Después de cuatro años hablando sobre los Juegos y dos semanas disfrutándolos, colocamos las 18 medallas olímpicas sobre el platillo, y la balanza se vence del lado del éxito. En el otro plato queda el fracaso. Vacío. Bueno, casi. Nadie duda de que España se encuentra en la Edad de Oro del Deporte y en estos Juegos de Pekín lo hemos vuelto a reivindicar. Cinco oros, diez platas y tres bronces. Metales de sobra como para afirmar que estamos en condiciones de ser los mejores en muchos deportes.

Si por algún sitio ha cojeado este país sin duda ha sido por el atletismo, una disciplina en la que España nunca ha destacado sobre manera. Si hablamos de correr, saltar y lanzar cosas, ahí los africanos, los americanos y los países del este dominan todas las modalidades. Para el resto de naciones quedan pequeñas pruebas en las que optar a la plata o al bronce, como era el caso de Marta Domínguez, Mario Pestano o Juan Carlos Higuero.

Mención aparte merece el caso de Paquillo, el único atleta español que de verdad llevaba el oro escrito en la frente y que se quedó fuera del cajón. Marta no contó esta vez con la suerte que sí tuvo otras veces y tropezó en la última valla. Incluso Mario Pestano, que había conseguido la tercera mejor marca mundial del año en disco, falló en todos sus intentos. En triatlón, donde Javier Gómez Noya aparecía como favorito en todas las apuestas, también se nos aparecieron fantasmas y no logramos metal.

A cambio, muchos de los que no estaban en las quinielas para el oro, lo consiguieron con trabajo, esfuerzo y pundonor. Samuel Sánchez nos dio la primera gran alegría, y ocupó el lugar que todos pedíamos a Contador. Da igual. Primer oro, al que siguieron los de Llaneras, Nadal, piragüismo y vela. Una manita hicimos en China.

La plata, al igual que pasara en Atenas, fue nuestro metal preferido. Contábamos con las de baloncesto, natación sincronizada, Gervasio Deffer o David Cal. Después, Anabel Medina y Vivi Ruano nos recordaron que el tenis femenino también tiene voto aparte de voz en esto de la raqueta. Joan Llaneras repitió medalla, esta vez junto a Toni Tauler, igual que nuestro equipo de vela. Gemma Mengual y Andrea Fuentes también demostraron que saben nadar de dos en dos. Y los chicos de hockey hierba estuvieron cerca de ser los mejores del mundo.

Tampoco hay que restar mérito a nuestros tres bronces: José Luis Abajo en esgrima, Leire Olaberría en ciclismo en pista y el equipo masculino de balonmano. El balance es muy positivo pese a sumar una medalla menos que en Atenas, pero lo compensamos con dos oros más y dos bronces menos. Queda dicho: el balance olímpico es positivo para España, sólo un agujero negro: el atletismo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris