Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

¿Es necesaria la morgue en el recinto ferial?

Mario López
Mario López
lunes, 25 de agosto de 2008, 13:49 h (CET)
Cuando nos enfrentamos a impactantes tragedias como la reciente de Barajas o al goteo diario de accidentes automovilísticos que ya apenas nos conmueven, parece como si olvidáramos que la vida misma es un maravilloso accidente que nos da más penas que alegrías, pero un maravilloso accidente al fin y al cabo. Por muy mal que nos vayan las cosas, preferimos estar vivos a dejar de estarlo. Somos seres vivos y es la propia vida la que nos empuja a aferrarnos a la existencia. Sólo en situaciones muy extremas deseamos dejar de vivir. Ya llevamos mucho tiempo trayendo a las primeras páginas de los periódicos nuestro derecho a tener una muerte digna. Y, posiblemente, sea ésta una de las razones que nos ha hecho a muchos perder los nervios con el trágico accidente de Barajas.

El próximo 1 de septiembre voy a viajar en avión y creo que lo haré con la misma tranquilidad de siempre. Pero si se repitiera el fatal desenlace del vuelo de Spanair, no me gustaría acabar en una morgue habilitada en un recinto ferial, y condenar a mis amigos y parientes al acoso de los medios, a tener que enfrentarse a preguntas tan peregrinas como: ¿Y qué tal te sientes? Sobre todo porque cabe la posibilidad de que alguno podría decir alguna inconveniencia sobre mi persona que me haría saltar del sepulcro.

¿No se puede realizar el rescate de cadáveres, su identificación y devolución a la familia de otra manera más discreta y digna? ¿No se podrían repartir los cuerpos por los diferentes tanatorios de Madrid y respetar el duelo de los familiares sin tanto trajín de políticos, periodistas y demás necrófilos? A mí me parece una obscenidad lo que se está haciendo. Una morgue en un recinto ferial no es el lugar al que quiero que me lleven si me estrello el 1 de septiembre.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris