Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Música / Artículo   -   Sección:   Música

A vueltas con “Clásicos Populares” de Argenta

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 31 de diciembre de 2008, 15:21 h (CET)
He querido dejar transcurrir un tiempo prudencial antes de permitirme dar una opinión, que no pueda parecer fruto de una cierta animosidad, por haberme privado de uno de mis programas de radio favoritos. Ya escribí sobre el concepto que me merecía el que Radio Nacional de España suprimiera el programa de Fernando Argenta “Clásicos Populares”. Por supuesto que la indicada emisora es dueña de tomar las resoluciones que estime pertinentes respecto a sus programas y no voy a ser yo el que me erija en censor de sus decisiones al respecto. Otra cosa es que, como oyente, pueda emitir mis opiniones con entera libertad y, desde este punto de vista, considero que cometieron una equivocación garrafal al eliminarlo de su programación. Pero debo reconocer que he estado pendiente de la nueva programación que RNE Clásica había dispuesto para sustituir al programa de Argenta. Se puede decir que hasta he sentido una morbosa curiosidad por comprobar personalmente las cualidades del programa sustituto y los méritos de su conductor.

Bien, en realidad no puedo decir nada malo de él, se pone buena música, el locutor es sobrio en su actuación, bueno en su dicción y… nada más. Se trata,ni más ni menos, de uno más de estos programas, fabricados en serie, que suelen ser tan usuales cuando se trata de emitir música clásica. Una breve introducción biográfica del autor, un somero comentario sobre la obra que se ofrece y la retrasmisión del correspondiente CD. Todo muy aséptico, todo muy manido, todo muy conocido y, por supuesto, todo basado en el antiguo concepto de que, la música clásica, debía venderse para unos pocos entendidos y que, para ello, bastaba con pocas explicaciones y menos concesiones a la galería. O sea, un peñazo para todo aquel que no sea aficionado a esta clase de música y un repelente para aquel que puede que se interesara por ella, con la ayuda de alguien que se la supiera vender. Alguien, sin duda, como Fernando Argenta.

Pero es que creo que es preciso puntualizar algunos de los aspectos de la programación de sobremesa de la mentada RNE Clásica, y es que, el programa que precede en el tiempo al que anteriormente regentaba Fernando Argenta; es conducido por un locutor que creo que se llama Jorge González Giner, una persona a la que no conozco y que, por supuesto, me merece todos los respetos como profesional de la comunicación; es un programa monográfico que, desde hace un par de meses, lo vengo escuchando a ratos y que debo reconocer que ha conseguido acabar con mis nervios. No voy a negar los méritos del músico Heitor Villa-Lobos ( tiene más de un millar de composiciones catalogadas), y al que se compara metafóricamente con el Amazonas por su “impetuoso y arrollador caudal”. Un autor todavía poco conocido en Europa y que, al parecer, el señor González Giner está empeñado en que lo conozcamos.

El que cada tarde se dedique una hora de programación a un autor que, sin restarle ningún mérito, no es ningún Chopin ni Beethoven y que, aunque los emulara, la repetición reiterada de un mismo tipo de música, puede llegar a resultar estresante para cualquier amante de la música, máxime cuanto el que te la ofrece parece encontrarse en una situación de modorra perenne, propicia a causar somnolencia; y que, por si fuera poco, ello se vaya repitiendo, con monotonía, durante varios meses seguidos, nos hace pensar en quién debió ser que optó por suprimir de programación “Clásicos Populares” permitiendo que prosiguiera un programa, a todas luces con mucho menos gancho de audiencia que aquel. Y es que a mí nadie me puede quitar de la cabeza que, como sucede tantas veces, la política también haya metido cuchara en esto de las programaciones de las radios y, es muy probable que, en un momento dado haya que pagar a alguien algún favor o sea preciso contentar a algún amigo influyente y, entonces, se mire menos los méritos de cada programa que el deseo de agradar a quien es conveniente contentar. Por supuesto que todo esto son meras elucubraciones, pero como ya tengo tanta experiencia de la vida, son tantos los años que acumulo en mi espalda y tantas veces que he salido trompicado por no haber tenido más malicia y haber confiado en las personas, que puede ser que los dedos se me antojen huéspedes y vea intrigas y maquinaciones donde no las haya.

En cualquier caso, lo que resulta prístino es que se ha sustituido un programa dinámico, instructivo, variado, dedicado a gente joven y a quienes quisieran instruirse, agradablemente, en el intrincado reino de la música clásica, conducido con gran agilidad y tino por un profesional como la copa de un pino por otro tipo de emisión, que sin querer desmerecerla, no cumple con ninguno de los objetivos mencionados. Y, para más INRI, se mantiene en antena otro programa, cuya audiencia me imagino que se puede contar con los dedos de las dos manos, que es capaz de dormir a las rocas, sin que nadie en la Dirección de Radio Nacional parezca haberse apercibido de ello. Y es que, en este país, estamos tan sobrados de “sabios” y de “genios” que hasta los más tontos saben hacer relojes como dice el dicho. La política –esta destructora de la cultura y enemiga de la ciencia, la inteligencia, la preparación, la excelencia y la buena labor –, no hay entresijo que deje sin vigilar ni beneficio sin controlar. En fin ¡qué le vamos a hacer! Sólo nos queda el derecho al pataleo, como los que asistían a los teatros cuando la obra no era buena. Pataleaban hasta que les dolían los pies y, al menos metafóricamente, nosotros también lo haremos hasta que nos duelan las meninges, bueno, las pocas que nos quedan.

Noticias relacionadas

Jazzmadrid18 muestra las claves de este género musical en varias conferencias gratuitas

El ciclo, que incluye seis ponencias, está impartido por prestigiosos teóricos y críticos del jazz en nuestro país

Jazzmadrid18 inicia su andadura mañana con el concierto de Art Ensemble of Chicago

Del 6 al 30 de noviembre con más de un centenar de actuaciones musicales

Ciclo de músicos españoles en Colombia

La presentación oficial del ciclo tendrá lugar el día 7 de noviembre

Camila Cabello y su canción 'Havana' triunfan en los MTV EMAs

Celebrados en Bilbao

'No Tourists', el nuevo disco de The Prodigy llega a tiendas y plataformas

El séptimo trabajo de los británicos ya está disponible
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris