Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Física veraniega

Mikel Agirregabiria
Redacción
sábado, 23 de agosto de 2008, 14:23 h (CET)
Descubriendo los secretos del verano, las esencias que la estación suprema.

Treinta y tres años después de acabar mi licenciatura en Física Teórica y tras once trienios laborables, he comprendido las medidas físicas que definen el veraneo. Son tres y comienzan todas por la letra T. La primera es una magnitud derivada y es obvia: el Trabajo. Cambiar de actividad, abandonar por una temporada nuestra profesión, es un elemento clave y definitorio. Quizás, a menudo, el estío es más trabajoso, pero en labores distintas, consideradas como lúdicas.

Las otras dos referencias son “magnitudes fundamentales”, las principales de la Física. La Temperatura es primordial, para asegurarnos un estilo y una calidad de vida inigualables. Buscamos un clima que nos permita disfrutar del aire y del agua, en el rostro y en todo el cuerpo. La brisa marina, el contacto con el océano, o la piscina, en todo momento, al alba, a la mañana, al mediodía, al atardecer, o de madrugada,…

Y por último, y principal, la dimensión Tiempo. El disfrute vacacional se sostiene por disponer de periodos largos sin horarios prefijados. Podemos desayunar con la familia, pasar la mañana con gente que amas, comer y conversar en compañía, sestear sin despertador y reiniciar la jornada antes del anochecer prometedor. Tiempo para paladear con los seres queridos esos instantes memorables, esos minutos únicos, esas horas irrepetibles y esos días que desearíamos fuesen eternos.

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris