Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Periodistas paraguayos vuelven a humillarse ante la mafia de los medios

Luís Agüero Wagner
Redacción
jueves, 21 de agosto de 2008, 12:24 h (CET)
Un comunicado del sindicato de periodistas de Paraguay, relativo a supuestas agresiones sufridas por periodistas por parte de la seguridad del presidente venezolano Hugo Chávez, volvió a demostrar la pusilanimidad de la dirigencia del citado gremio con respecto a la patronal de los medios, en su mayoría en manos de empresarios enriquecidos con la dictadura anticomunista de Alfredo Stroessner y cooptados por la embajada norteamericana de Asunción, además de conocidos por su incapacidad para redactar una miserable esquela. Según la circular, obviamente compelido por los dueños de medios “Un reclamo fue realizado por el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) a la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Asunción con relación a las barreras impuestas a algunos compañeros comunicadores durante los actos realizados en San Pedro del Ycuamandyyú, el pasado sábado 16 de agosto”.

“El compañero Aníbal Emery, periodista de la radio Ñandutí de Asunción, denunció que el sábado fue impedido de acceder a varios sitios en los que pretendía realizar la cobertura de los eventos oficiales en los cuales participaban los presidentes de Paraguay y Venezuela, Fernando Lugo y Hugo Chávez, respectivamente. A la vez, señaló que las barreras fueron impuestas para otros trabajadores de la comunicación, y que incluso un reportero gráfico del diario Abc color había caído al suelo a consecuencia del empujón de parte de un guardia de seguridad”.

“El SPP pidió garantías para la labor de los trabajadores de prensa para futuros eventos en que participen las autoridades venezolanas, así como expuso la inusual aparatosidad para nuestro país de la delegación militar del país caribeño” señala el documento firmado por la Comisión Directiva del SPP y fechado el 18 de agosto de 2008, que no menciona que ABC color es propiedad de un conocido financista de la Liga Mundial Anticomunista, vinculado a la secta Moon, involucrado en el asesinato en Washington de Orlando Letelier, además de cooptado por la National Endowment for Democracy.

Ya en junio del año 2007 el SPP emitió un comunicado sobre el caso RCTV, evitando tomar partido por la red de canales cuya licencia fue cancelada por Hugo Chávez en un hecho apoyado entre otras personalidades por el Premio Nóbel de Literatura Harold Pinter., Enardecida, la patronal mafiosa de la prensa paraguaya no descansó hasta humillar a su propio sindicato.

Con una enérgica campaña forzaron una nueva reunión donde la dirigencia del gremio, igual que hoy, fue humillada y obligada a retractarse, además de condenar enérgicamente a Hugo Chávez y además pedir disculpas a sus patrones.

En la segunda convocatoria para redactar el nuevo comunicado, brillaron entre los antichavistas muchos de los que en más de una ocasión visitaron las embajadas de Venezuela y Cuba mendigando la solidaridad caribeña, para después condenar un comunicado favorable a lo actuado por la revolución bolivariana. Para evitar una nueva retractación, esta vez de motu propio condenaron al chavismo ya en una primera instancia.

Incidentes semejantes dan la pauta de lo atadas que están las líneas editoriales de los medios de Paraguay a los designios de los grupos criminales que los manejan, y el grado de abyección imprescindible para ejercer la profesión de periodista.

En “defensa” de un periodista, vinculado a la radio Ñandutí (cooptada por la National Endowment for Democracy y vinculada a un antiguo animador de los cumpleaños del dictador Stroessner) el mismo sindicato remitió una nota a la embajadora venezolana Nora Uribe señalando que “Ante la denuncia realizada por nuestro compañero Aníbal Emery, periodista de la radio Ñandutí de Asunción, sobre las trabas impuestas a la cobertura de los actos realizados el sábado 16 de agosto en San Pedro del Ycuamandyyú, por parte de guardias de seguridad venezolanos, le expresamos nuestra preocupación por este tipo de situaciones. Lamentamos casos como el denunciado, durante la jornada sabatina, que según las informaciones suministradas por algunos compañeros incluyeron agresiones a los trabajadores de la prensa. Reclamamos garantías para la labor de los comunicadores, para futuros eventos.

Si bien reconocemos los riesgos existentes para la vida de los gobernantes y las medidas preventivas implementadas, el aparatoso despliegue de seguridad durante los actos oficiales en Paraguay que atañen al Poder Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela es inusual para nuestro país, por lo que genera situaciones poco felices para los compañeros periodistas”.
Para colmo, el documento lleva la firma del secretario general Vicente Páez, quien muchas veces se declaró “chavista” en público y en privado.

Generosidad imperialista con el Sindicato de Periodistas del Paraguay

Algunas pistas sobre esta zigzagueante conducta del gremio en cuestión, puede encontrarse en el sitio:

http://elyacare.wordpress.com/2007/07/03/paraguay-la-cia-y-el-proyecto-para-el-nuevo-siglo-americano/

Se advierte la forma en que los dólares de fundaciones anexas a la CIA y otros organismo cooptan a estos grupos.

Según dicha información, “El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos.
El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan. Fueron además signatarios los compañeros secretarios generales Julio Benegas, del SPP, y Marcial Vázquez, del SITRAPREN. Coordinan el evento los compañeros secretarios de educación Patricia Lima y Carlos Vera Abed, del SPP y SITRAPREN, respectivamente.

Los días 23 y 24 de febrero de 2006, se realizó en Asunción un “Taller de Investigación Estratégica”, auspiciada por el “Centro de Solidaridad de la AFL-CIO” a través de su oficina regional de Montevideo, Uruguay, encabezada por el señor Brian Finnegan. El “Taller” fue coordinado por el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, Imprentas y Afines (SITRAPREN).

En la ocasión, el señor Carlos Pérez Cáceres, periodista y activista sindical, ofreció un informe pormenorizado acerca del reciente trabajo de investigación que sobre la situación de sus respectivos sectores, encargaron en conjunto los sindicatos de periodistas y gráficos con el apoyo económico de la AFL-CIO en el año 2005, dentro de una plan de fortalecimiento estructural y crecimiento sindical.

(Fuente: Informe sobre taller de investigación estratégica/ Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)/ Sindicato de Trabajadores Gráficos, SITRAPREN/AFL-CIO 23 y 24 de febrero de 2006… http://www.union-network.org)

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris